maydaochoa@gmail.com

Genios y la Genialidad

El secreto del genio es llevar el espíritu del niño hasta la vejez, lo que significa nunca perder el entusiasmo. Aldous Huxley
2 Mar 2016

Nada Puede Oponerse a una Suavidad Tan Poderosa

/
Posted By

 

mayda Potala Palace, Tibet copyLograr más haciendo menos: La Ley del Menor Esfuerzo

Curso de Salud Integral

Por Dra. Mayda Ochoa© Todos los derechos reservados.

Marzo 2

¡Saludos Seres Maravillosos, Trabajadores de la Luz, Hijos de la Abundancia y del Amor!

Hay personas que resbalan por la vida, logrando todo sin aparente esfuerzo; parecen estar en contacto con una dimensión inaccesible al resto del mundo. ¿Cuál es su secreto? En inglés le llaman effortlessness… en español, ausencia de esfuerzo: fluido, natural, hacer algo con facilidad.

El principio de “MENOR ACCIÓN” es aplicado en la ciencia, en la teoría de la relatividad, en la mecánica cuántica y en los programas de computación. Y los homeópatas dicen que el mismo veneno que mata, puede curar si lo tomas en pequeñísimas dosis… Es el principio de la dosis mínima.

La Ley del Menor Esfuerzo está basada en el principio de NO-RESISTENCIA. Es vivir en armonía con la vida y nuestro medio ambiente. Cuando ves venir un huracán ¿abres tus brazos para pararlo? No, corres a buscar refugio. Ante los problemas de la vida, a veces la solución es buscar refugio; frecuentemente, es negociar; en ocasiones, aceptar graciosamente la derrota y, de vez en cuando, es sumarse a los pequeños huracanes de tu existencia… PERO NUNCA, NUNCA, RESISTIRLOS.

La Ley del Menor Esfuerzo no es holgazanería, ni indolencia, ni pereza… Es saber utilizar todos los sistemas biológicos, cósmicos, emocionales y espirituales que te dio la naturaleza para HACERTE LA VIDA MÁS FÁCIL.

Voy a repetir esto: en la vida se consiguen las cosas con MENOS ESFUERZO, cuando sabes utilizar todos los sistemas biológicos, cósmicos, emocionales y espirituales que te dio la naturaleza. Eso es lo que estamos aprendiendo en estas clases de Salud Integral: aprender a vivir mejor con menos esfuerzo.

En en mi libro “Fuerzas Invisibles” dedico todo un capítulo a hablar sobre esta importante ley natural. Allí explico cómo la naturaleza utiliza la ley del menor esfuerzo, los caminos más cortos, los tiempos menores, las dosis mínimas, para crear el exuberante y divino universo donde vivimos.

NO HAY NADA QUE PUEDA OPONERSE A UNA SUAVIDAD TAN PODEROSA

Durante un viaje a Shangri-La, Tibet, fui testigo de lo que significa estar en armonía con todo lo que te rodea, para poder doblegar los obstáculos de la vida.

Estoy hablando del mítico Shangri-La, que se hizo famoso en 1933 con la novela de James Hilton “Horizonte Perdido”. En ese libro se describe un lugar paradisíaco a las faldas de las montañas Himalaya, aislado del mundo exterior, donde la gente vive una vida en armonía con el universo.

Mi pequeña historia sucede en Shangri-La, un anochecer frío y húmedo, cuando intentábamos meditar en el silencioso lobby del hotel, decorado con motivos budistas. A pedido nuestro, varios trabajadores intentaron encender una chimenea, pero les resultaba imposible. Por alguna razón incomprensible la puertita de la chimenea se negaba a abrir, o la madera no se quedaba en posición; o después, rechazaba que se le prendiera fuego.

Distraída de mi meditación, comencé a mirar con ojos entrecerrados lo que estaba pasando. Y entonces lo vi. Un jovencito tibetano, delgado, vestido de holgada ropa blanca, entró al lugar como si flotara.

Al verlo enseguida comprendí lo que quería decir la leyenda de Shangri-La, donde “la gente vive en armonía con lo que le rodea.”

El jovencito se acuclilló, y con movimientos suaves, abrió la puertita de la chimenea. Con amor, depositó los troncos de leña en la posición correcta y los encendió. Los troncos, obedientes, se doblegaban a su misteriosa y suave voluntad. No hizo el menor ruido en la manipulación de lo que hacía. El silencio era tan sordo que parecía como si lo que tocaba el joven se volviera algodón. Una vez encendida y avivada la llama, se incorporó y se marchó en silencio, flotando, como había entrado.

El jovencito tibetano no sabe que esa imagen la atesoro en mi memoria y la traigo al recuerdo cada vez que necesito entrar en estado de armonía con lo que me rodea.

Ese trasladarse flotando… ese silencio íntimo que doblega al ruido. Ese sentirse amigo de lo que te rodea, ese acariciar lo que tocas… ese alinearte con lo que haces, ese amar todo lo que percibes… esa suavidad de la intención… a ESO es a lo que yo llamo funcionar IMBUIDO de La Ley del Menor Esfuerzo. No hay nada en el Universo que pueda oponerse a una suavidad tan poderosa.

(Partes de este articulo fueron tomadas del libro Fuerzas Invisibles. Las Influencias que Controlan tu Existencia. Este material está protegido por las Leyes de Derecho de Autor. Sin embargo, puedes compartirlo sin hacerle cambios y dando el crédito a la fuente y la autora. Gracias y Bendiciones.)

Si eres nuev@ en www.maydaochoa.com y te gustó este artículo, te invito a que mires alrededor, seguramente encontraras otros que también te gustarán. Nosotros creemos en el amor y la bondad, y pensamos que todos y cada uno de nosotros puede aportar su rayito de luz para hacer de este un mundo mejor para todos. Nuestra palabra de orden es: “Te Amo”.

Para ver un video con algunas de mis fotos de Shangri-La, Tibet, haz clic AQUÍ

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Leave a Reply

error: Content is protected !!