maydaochoa@gmail.com

Genios y la Genialidad

El secreto del genio es llevar el espíritu del niño hasta la vejez, lo que significa nunca perder el entusiasmo. Aldous Huxley
16 Mar 2016

Yo soy una plumita blanca que siempre sabe regresar a casa ¿Y tú quien eres?

/
Posted By

  feather blanca(parte 1 de 2)

Curso de Salud Integral

Por Dra. Mayda Ochoa© Todos los derechos reservados.

Marzo 16

¡Saludos Seres Maravillosos, Trabajadores de la Luz, Hijos de la Abundancia y del Amor!

Si yo te pregunto ¿quién eres? tu mente ya tiene muchas respuestas preparadas. Primero piensas en tu nombre propio. Ese nombre es muy importante y plasma en tu mente la imagen de quien piensas que eres. Pero realmente eres mucho más que tu nombre propio.

En “Fuerzas Invisibles” mi entelequia Adyam me hace esa misma pregunta. En aquellos tiempos realmente yo no sabía quien era. Y me hice todo un embrollo al tratar de contestarle. Aquí te regalo un poquito de esa conversación:

Screen Shot 2016-03-15 at 4.21.35 PM“-Mi rostro te parece conocido porque es tu rostro. –me dijo Adyam.

-¿Mi rostro? –le pregunté con ironía, que era más miedo que otra cosa—. ¡Como si yo no pudiera reconocer mi rostro!

-Nunca has visto tu verdadero rostro… –afirmó ella con delicadeza—. Lo que has visto es un reflejo de él. Sólo en ocasiones especiales la gente ve su verdadero rostro.

“¿Quién es esta impostora que viene a mi, con mi propio rostro?” –me estaba preguntando, cuando me interrumpió de nuevo:

-¿Impostora? –me preguntó con una sonrisa irónica— Yo soy tú. Pero lo importante ahora no es quien soy yo, sino quién eres tú: ¿Quién eres, Mayda?

Me molestó la pregunta. Sentí que pudiendo leer mi mente tenía demasiado poder sobre mi, y pensé que intentaba manipularme a través de la curiosidad… pero obedientemente comencé a decirle que “soy una periodista…”

-No –me interrumpió—. Eso es lo que haces.

Traté de darle una respuesta que no sonara tan estúpida:
–Soy un ser humano… –comencé a decir, pero me interrumpió de nuevo—.
Esa no eres tú, tampoco… Para enseñarte quién eres, voy a tener que comenzar desde el principio…
Tomó mi mano y de pronto me sentí volando…”

 

Si yo te preguntara ¿quién eres? Seguramente responderías más o menos como yo le respondí a Adyam. Y yo tendría que tomarte de la mano, como hizo ella conmigo, y mostrarte que

 

NO eres lo que haces (ni siquiera en el caso que adores lo que haces).

No eres lo que dices (ni siquiera en el caso que idolatres todo lo que dices.)

No eres… (esto te va a sorprender) no eres tampoco lo que piensas.

Y mucho más sorprendente: ¡no eres ni siquiera lo que sientes!

 

Lo que haces, lo que dices, lo que piensas y lo que sientes conforman tu experiencia en esta vida física, que tu alma escogió para evolucionar y aprender. Esa alma (espíritu o conciencia) se mantiene en contacto con la Creación (o Dios) y es muy sabia… pero tiene que dejarte cometer las tontería que cometes, por respetar algo que Dios te regaló: tu libre albedrío.

Ese libre albedrío (o la posibilidad de “ELEGIR”) es lo que te permite tener diferentes experiencias… y hace posible que el mundo físico sea “mundo.” Y también hace posible que dependa de ti mism@ si eres dichosa, si tienes todo lo que necesitas, o no.

Si no eres dichosa (en general) y no tienes todo lo que necesitas es por tres razones. La primera es que

Eres perfect@ y no puedes creerlo

            Sólo cuando SABES que NO eres tus pensamientos, tus palabras ni tus sentimientos, es cuando puedes encontrar la paz y la dicha, porque entonces descubres que eres “perfect@” y que todo está bien. Pero tu ves tanto caos alrededor tuyo y dentro de ti mism@: pensamientos, discursos, sentimientos y acciones contradictorias… que no puedes creer que todo sea perfecto.

Ahora, cuando yo digo que NADIE es lo que dice, ni lo que piensa, ni lo que siente… se que algunos de ustedes lo sabían, y al recordarlo sentirán alivio y pensarán: “¡Ah! Ahora lo recuerdo, que esta vida no podía ser la m…. que parece!”

Y otros recibirán mis palabras con miedo: “Si no soy ninguna de esas cosas… ¡No soy nada! Y si no soy nada ¿quién diablos entiende esto?”

Y están los otros que creen que estoy hablando boberías… y ya dejaron de leer hace un rato. Y continuarán su camino en redondo. Un camino que los traerá una y otra vez a este mismo punto… hasta que un día por fin me pregunten seriamente: “O.k. ¿De qué diablos está hablando?”

Mañana veremos que no tienes todo lo que necesitas y no eres dichos@ porque no sabes donde reside tu alma y no sabes de qué te sirve saber todo esto. No te lo pierdas, es importante, porque cuando sepas donde reside tu alma, sabrás también de que te sirve saber todo esto.

Te amo. Un abrazo grande y redondo como el sol.

Si tienes alguna opinión o duda sobre esto, me encantaría conocerla. Cuéntamelo en Trabjadores de la Luz: https://www.facebook.com/Trabajadores-de-la-Luz-467544550114106/

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Leave a Reply

error: Content is protected !!