maydaochoa@gmail.com

Genios y la Genialidad

El secreto del genio es llevar el espíritu del niño hasta la vejez, lo que significa nunca perder el entusiasmo. Aldous Huxley
29 Sep 2016

Alma Afines y Almas Gemelas

/
Posted By

Por Dra. Mayda Ochoa

Parte 1.

Hay mucha confusión acerca de las almas afines y las almas gemelas. Uno puede tener muchas almas afines, pero una sola alma gemela. Existen muchos mundos y muchos universos. No todos los seres humanos tienen almas afines y su alma gemela. Los que los tienen son grupos especiales de almas que fueron enviadas a los reinos físicos (como la tierra) con propósitos espirituales y de evolución. Estos grupos de almas comenzaron su evolución descendiendo a través de los distintos reinos. La memoria del trayecto, por eones, hasta los reinos celestial, espiritual, mental, astral y etérico es igualmente borrosa en los anales humanos.

Todo el recorrido hasta el reino físico lleva miles de millones de años hasta que las almas llegan a un planeta físico, que no tiene que ser solo la Tierra. En la primera encarnación, estas almas comienzan como rocas, o como minerales. Permanecen como minerales por millones de años, hasta que son actualizados en vegetación, en la siguiente grada evolutiva. Si el líder del grupo de almas decide ser una orquídea, las almas gemelas restantes se convertirían en el mismo tipo de orquídea. De allí en adelante, todo el grupo de almas crecería espiritualmente, muriendo y renaciendo en diferentes tipos de vegetación, por ejemplo, arbustos, flores y árboles de diversos tipos, etc.

Es en este reino que aprendemos por primera vez acerca de la muerte. Somos destruidos al ser pisoteados, o comidos por animales o seres humanos. Después de millones de años de existir en el reino vegetal, la próxima grada evolutiva nos lanza al reino animal.

Como almas de animales no tenemos conciencia de nosotros mismos, pero reconocemos la diferencia entre animales y personas.

En la próxima grada evolutiva, entramos en la etapa humana. El humano primitivo comienza a “saber que sabe”. O sea, comienza la conciencia humana. Así empezamos a sentir instintivamente cuando nos encontramos con nuestros compañeros del alma (o almas afines). Es la primera vez que comenzamos a reencontrarnos con las almas de las que nos separamos eones atrás. Sentimos una atracción inmediata hacia ciertas personas, pero no sabemos por qué, ni sabemos que son del grupo de nuestros compañeros del alma, que nos separamos eones atrás. Aún mucho menos sabemos que cada uno de nosotros tiene un alma gemela que juró amarse y buscarse a través de toda la eternidad.

En las etapas vegetales y animales, los compañeros del alma (almas afines) tienden a moverse en el mismo grupo, y siempre están no muy lejos los unos de los otros, incluyendo a nuestras almas gemelas. Pero, por supuesto, nunca llegan a tener conciencia de ello. Sin embargo, como seres humanos pueden ser dispersados a miles de millas de distancia de nuestros compañeros del alma y de nuestra alma gemela. Pero tan pronto como nos encontramos con cualquiera en nuestro grupo de almas afines, sentimos al instante una atracción especial (no tiene que ser sexual, aunque muchas personas pueden confundirlo con atracción sexual.).

En las etapas primitivas de nuestra evolución humana, no somos capaces de diferenciar entre nuestros compañeros del alma (o almas afines) y nuestra alma gemela. Es sólo mucho más tarde, acercándose a la hora del viaje de regreso a los reinos espirituales, que somos capaces de reconocer y diferenciar a nuestra alma gemela y nuestras almas afines.

El desglose del grupo y su regreso

La división de las almas, eones atrás, fue dolorosa y el sufrimiento llegó a ser insoportable. En esa coyuntura, los dos gemelos se comprometieron a buscar el uno al otro, no importa cuánto tiempo y qué dificultades ello conllevara. Muy pocas veces las almas gemelas logran reencontrarse en una misma encarnación, y cuando lo hacen, es porque están cerca de terminar con su educación en la tierra (claro, “estar cerca” en el lenguaje eterno, no es igual a “estar cerca” en el lenguaje del tiempo y el espacio.) Eso significa en el lenguaje espiritual sencillo, que están a punto de ser iluminados. O algunos habrían sido ya iluminado, pero también habría algunos rezagados que se han quedado detrás, en los reinos físicos. Y ello podría producir una larga espera en la frontera del reino astral/etérico, ya que algunos de los rezagados pueden tomar un tiempo mucho más largo que sus compañeros del alma, o sus almas gemelas.

Sin embargo, hay una cierta compensación en este momento, porque la mayoría del grupo habrían encontrado ya a sus almas gemelas y algunos ya se habrían fusionado con sus gemelos. Aunque la mayoría de las almas gemelas tienden a estar cerca uno del otro durante las últimas 2 vidas, no todos son tan afortunados.

Así que algunas almas pueden tener que esperar por sus almas gemelas en la frontera de alguna de sus vidas. Cada miembro del grupo original debe ser iluminado, y debe fusionarse antes de que puedan comenzar el viaje de regreso a la esfera espiritual.

¿Cómo reconocer a tu alma gemela y a tus almas afines?

No hay ninguna razón lógica para la atracción o el gusto que se siente por el alma gemela, ni por las almas afines. El sentimiento está ahí, sin explicación. En esta etapa primitiva, uno no puede reconocer el compañero del alma como un gemelo, aunque la atracción doble puede ser la más fuerte. Eso es todo.

A lo largo de los cientos de miles de encarnaciones, tenemos esposas o maridos y amantes, que no son nuestras almas gemelas, y ni siquiera son compañeros del alma (o almas afines). Y si eso pasa por motivos de instrucción y educación, la atracción se desvanece pronto, o en la próxima encarnación.

Hay que recordar que no importa con quien nos casemos, o tengamos como miembros de nuestra familia, cada experiencia en cada encarnación es parte de nuestro crecimiento espiritual. La razón por la que nos separamos de nuestras almas afines, incluida nuestra alma gemela, en primer lugar fue para reunir la experiencia y aprender a amar incondicionalmente.

Si sientes dudas y confusión sobre si has encontrado almas afines o tu alma gemela, debes de saber que cuando encuentres a tu alma gemela, no sentiras ninguna tipo de dudas. Estarás totalmente convencida desde el primer momento, y nada te hara dudar de tus sentimientos.

Las almas gemelas son muy similares en naturaleza y tienen vibraciones casi idénticas, pero pueden ser muy diferentes físicamente. Si en algún momento mientras lees esto sientes deseos de llorar, sin ninguna razón aparente, es que estás cerca de alguna de tus almas afines, o incluso, tu alma gemela. (Continuará)

 

Leave a Reply

error: Content is protected !!