maydaochoa@gmail.com

Genios y la Genialidad

El secreto del genio es llevar el espíritu del niño hasta la vejez, lo que significa nunca perder el entusiasmo. Aldous Huxley
1 Jul 2017

Anatomía del Miedo

/
Posted By

 Por Dra. Mayda Ochoa

El miedo es una respuesta normal contra el peligro. Si no lo sintieras, no podrías protegerte de amenazas legítimas. Vas caminando por una calle solitaria y, de pronto, ves a tres sospechosos individuos acercarse. Sientes miedo. Todo tu cuerpo se alista para defenderse o huir. Si no sintieras miedo, tus mecanismos de defensa no estarían funcionando correctamente.

Pero a menudo tememos situaciones que están lejos de ser reales, o peligrosas. A veces ese miedo se hace crónico y se convierte en una verdadera enfermedad.

            Las causas de los miedos, las fobias, y la ansiedad, pueden ser muchos. Las malas experiencias pueden convertirse en traumas y desencadenar una respuesta de miedo crónico que se convierte en esa temible enfermedad.

¿Qué Pasa en tu Cuerpo Cuando Sientes Miedo?

Tan pronto sientes miedo ante un peligro, la amígdala, un órgano ubicado en el centro de tu cerebro, que parece una almendra, envía señales de alerta a tu Sistema Nervioso Autónomo (SNA).

El SNA es un sistema de reacciones involuntarias que controla el corazón, la contracción y dilatación de vasos sanguíneos, la secreción de las glándulas exocrinas y endocrinas; y regula la digestión, la circulación sanguínea, la respiración, y el metabolismo.

Cuando el SNA entra en acción

ESTO ES LO QUE PASA EN TU CUERPO:

Aumenta tu ritmo cardíaco, sube la presión arterial, tu respiración se acelera, se libera adrenalina y el cortisol (hormonas del estrés); el corazón bombea más sangre, que es dirigida hacia los brazos y las piernas (para en caso de que tengas que fajarte a puñetazos o salir corriendo.)

Y para poder hacer todo eso, el SNA  REDUCE EL SUMINISTRO DE SANGRE A OTROS ORGANOS VITALES, como el el cerebro, EL estómago, y otras vísceras.

Mientras tu cuerpo está llevando a cabo su plan de ataque al supuesto enemigo, tú sientes alguno, o todos los siguientes síntomas:

-Dificultad para respirar

-Te sientes mareado/a

– Sudas

– Ansiedad y/o pánico

-Necesidad de escapar

-Te sientes desconectado, sola

-Temes desmayarte, paralizarte, dejar de respirar o morir.

MIEDO CRONICO

Si todo lo anterior pasa ante un peligro real ¡fantástico! porque después de pasado el peligro, todo volverá a la normalidad de inmediato.

Pero si tus miedos comenzaran a afectar tu funcionamiento normal, o tu manera de pensar y de resolver problemas, o te paralizan, entonces es porque el miedo SE HA VUELTO CRONICO  y se ha convertido en una enfermedad.

En la próxima entrega veremos el daño que se produce a los órganos a los cuales se les ha reducido el suministro de sangre y nutrientes, como respuesta del cuerpo al miedo. Y veremos las consecuencias que puede tener para tu salud, si ese estado de miedo, de alerta o de angustia se hace CRONICO Y COTIDIANO.

 

 

Leave a Reply

error: Content is protected !!