maydaochoa@gmail.com

Genios y la Genialidad

El secreto del genio es llevar el espíritu del niño hasta la vejez, lo que significa nunca perder el entusiasmo. Aldous Huxley
24 Feb 2016

El Papel del Amor en la Sanación Integral

/
Posted By

foto feb 24 biofieldCurso de Salud Integral

Por Dra. Mayda Ochoa©

Febrero 24

¡Saludos Seres Maravillosos, Trabajadores de la Luz, Hijos de la Abundancia y del Amor!

Todo lo que existe, incluidos los seres humanos, es energía, como lo demostrara Einstein con la fórmula: E = mc2

Pero hoy sabemos que somos no sólo simple energía, sino CAMPOS DE ENERGÍA, o CAMPOS de INFORMACIÓN: campos de fuerzas invisibles que están influenciándonos todo el tiempo. (Los que quieran profundizar más en los Campos de Información, por favor, remítanse a mi libro Fuerzas Invisibles, las Influencias Ocultas que controlan tu Existencia, allí se explica más detalladamente.)

Los Campos de Energía

Todo ser vivo está formado de un cuerpo físico y por lo menos 3 cuerpos sutiles: el cuerpo emocional, el mental y el espiritual. Como vimos en otras lecciones, el espíritu (o alma) es lo más cercano a Dios (o la Creación) y siempre está en contacto con Éll@.

Cada uno de nuestros cuerpos está rodeado de campos de energía, que la ciencia llama Biocampos. Los biocampos son los espacios dentro y alrededor de nuestros cuerpos, de la tierra, de todos los planetas y de todo lo que existe dentro del Universo. Esos espacios contienen fuerzas eléctricas, magnéticas y térmicas.

Los metafísicos llamamos “aura” a esos biocampos.

Nuestra aura interactúa perpetuamente con todo lo que existe

El aura, o campo electromagnético de cada persona, interactúa perpetuamente con los campos electromagnéticos de los otros seres humanos, incluso los que no se encuentran en su presencia inmediata.

Nuestra aura también interactúa perpetuamente con los campos electromagnéticos de la naturaleza: animales, montañas, plantas, playas, ríos, minerales, agua, fuego, aire. Por eso cuando nos vamos al campo, la playa, o cualquier otro sitio natural, nos sentimos felices, energéticos y sanos.

Y es que la SALUD es el equilibrio y el intercambio de amor entre todos esos elementos de la naturaleza. Y ese intercambio amoroso entre todo lo que existe produce lo que llamamos GOZO.

No puede existir salud sin EL GOZO sublime del intercambio de vibraciones amorosas. La enfermedad es la interrupción de ese intercambio amoroso en cualquier esfera, que roba la alegría de vivir y por tanto nos enferma.

Des-aprender todo lo aprendido

Para sanar cualquier situación hay que restablecer el intercambio de fluidos de amor en cualquier esfera en que se haya roto.

Y para restablecer el amor hay que des-aprender, des-armar, de-formar todo lo aprendido. Casi todo lo que la sociedad, las escuelas y la mayoría de las religiones nos han enseñado son manifestaciones que nos alejan del amor.

Y después que se haya des-aprendido todo eso; hay que volver a re-aprender el concepto de que todo lo valioso en la existencia tiene sus bases en el Amor Incondicional de la Creación.

¿Amor Incondicional?

Es una linda intención hablar del Amor-Incondicional entre los humanos, pero es falso. El cuerpo físico de los seres humanos NO puede amar incondicionalmente. Sólo el espíritu y la Creación (Dios) pueden amar incondicionalmente. Mi amor hacia ti o cualquier otro ser humano puede ser enorme y luminoso. Pero no puede ser incondicional. Cuando mi cuerpo físico ama, pone condiciones. “Yo te amo, pero no permito que me maltrates. Te amo, pero no voy aceptar que me humilles. Te amo, pero no me hagas daño.”

El alma sí puede amar sin condiciones, porque nunca fue separada de Dios y existe y crea a través del amor incondicional.

Así que para sanar tu cuerpo físico, primero hay que re-armar la armonía entre todos los campos energéticos con los que interactuamos a cada momento.

Los cuerpos físicos se nutren de la energía que extraen de su cuerpo mental, emocional y del espíritu.

Como vimos en otras clases, el espíritu, que es lo más cercano a Dios, se encuentra en muchos casos cautivo del ego, y por tanto, las personas en esas circunstancias no pueden beneficiarse de la mayor fuente de sabiduría y energía amorosa que existe, la espiritual.

La escasez o carencia de amor en cualquier dimensión de la existencia produce “tumores sutiles” que estancan la energía. La escasez de energía hace que las células del cuerpo físico dejen de vibrar, con lo cual desaparece la vitalidad.

Esta energía espiritual del amor puede ser transferida de persona a persona, o a distintas partes del cuerpo físico, que sufre algún dolor o enfermedad. La intervención del amor aclara los campos energéticos para que la dicha pueda manifestarse, y la dicha hace realidad la curación.

Interruptor del Amor

Todo esto parece muy complicado, pero no te asustes. La electricidad es una de las cosas más complicadas y peligrosas que existen, y todos los días nos beneficiamos de ella, sin saber un comino al respecto (los que no somos electricistas.)

Solamente tenemos un interruptor que enciende o apaga la electricidad, para que la luz o la energía fluya, o desaparezca.

Eso mismo es lo que tenemos que aprender a hacer con la salud y la enfermedad: crear un interruptor. Cada vez que confrontemos un dolor, una enfermedad o un problema, encender el interruptor del amor, para que se haga la luz. Para mi, encender el interruptor del amor sería ponernos de inmediato en conexión con el alma, que es la que sabe y la que puede decirnos qué hacer para sanar, o resolver cualquier problema. Más adelante vamos a ver como podemos hacer eso.

Mientras tanto, enciende el interruptor de tu corazón para que recibas la energía de mi amor. Te Amo.

Si te gustó este artículo, por favor, bríndanos tu amor compartiendo y con un pequeño comentario en Trabajadores de la Luz

 

Leave a Reply

error: Content is protected !!