maydaochoa@gmail.com

Genios y la Genialidad

El secreto del genio es llevar el espíritu del niño hasta la vejez, lo que significa nunca perder el entusiasmo. Aldous Huxley
3 Ago 2016

El regaño ayer, fue para algunos de ustedes… Hoy es para mi

/
Posted By

tantrumGracias por la linda lección que acaban de enseñarme todos ustedes. Yo sufrí un pequeño “tantrum” (pataleta en cubano) cuando muchos miembros de CDTG no acusaron recibo de la primera lección. Es cierto que acusar recibo quizás tome sólo dos segundos. “Recibida lección 1”… y ya. También es cierto que aún hoy todavía no se nada de algunos miembros… espero que estén bien.

Sin embargo, la mayoría de los que no respondieron con la rapidez que yo esperaba, tuvieron una razón más que justificada. Quiero comentar con ustedes algunas de las cartas que recibí como respuesta a aquel email que yo titulé “Me siento profundamente descorazonada.” Y hoy siento ganas de decir: “Me siento profundamente avergonzada”.

Fui insensible para con muchos de ustedes, cuando envié ese email, y les pido disculpas de todo corazón. Sin embargo, me alegro haberlo enviado porque la manera en que la mayoría de ustedes reaccionaron, tan sincera, tan profunda, tan real, tan humilde, me enseña que no me equivoqué al seleccionarlos para este curso.

Quiero, además, comentar estas cartas porque todas ellas nos muestran a los seres maravillosos y excepcionales que componen este grupo. Hoy no los voy a identificar, pero más adelante, cuando ustedes me den permiso, lo haremos.

Fíjense en esta carta que sigue:

Estoy llegando a mi casa y antes te respondí rápido desde el celular. Pero comprendo tu malestar. Sabes que estás derramando bondad y dicha sobre nosotros y no somos lo suficiente receptivos a tus dones. En mi caso sé que no estoy a tu nivel. Has transitado un camino espiritual que desconozco y he vivido en una búsqueda incesante del soporte material que me permita vivir, simplemente, vivir. Aún no he logrado nada. No tengo nada, salvo a mi mismo y mi familia y mis amigos, que podrían ser todo el Universo; pero no me garantizan que viejo y decrépito, un día, si llego, tenga lo suficiente para vivir. 

Hoy tengo el presentimiento que pude haber transitado, por diferentes vías, por tu camino. Y trato de abrir mi entendimiento a tu hermosa propuesta. 

Disculpa si soy parte de lo que te hace sentir frustrada, Creo que vale la pena insistir y … salvarnos de nuestras propias limitaciones. Gracias. Infinitas gracias y… Dios te colme de bendiciones. Un abrazo.”

Ese ser que habla desde esa humildad conmovedora y brillante, es un doctor, profesor universitario de una institución mexicana, respetado y seguido por miles.

Me maravilla, doctor, que usted diga que no ha logrado nada, cuando tiene una brillante carrera, una familia exquisita y el respeto y amor de todos los que le conocen, incluida yo. Usted transitó por el camino que tenía que transitar. Nadie se equivoca de camino, cada uno de nosotros, sabiéndolo, o sin saberlo, transita por el camino que escogió para aprender las lecciones que necesitaba.

Una de las cosas que siempre le pido a Dios, al universo, y a la Creación es que me ayuden a mantenerme siempre humilde… y usted me acaba de dar el ejemplo de cómo se hace. Gracias por abrirte a mi proyecto, no porque te hará mejor, ni te haga falta, sino porque te ayudará a recordar lo grandioso que eres. Gracias, amigo.

 

Aquí hay otra carta. Esta es corta y va al grano. Pero detrás de esas pocas palabras emerge una mujer espiritualmente enorme, que está luchando a brazo partido por la vida y por recuperar su salud. Ella no puede andar, y muchas veces necesita ayuda hasta para bañarse. Y esta persona maravillosa, con enormes dificultades, trata de asimilar todas las lecciones a través de un teléfono. Ella responde a mi email:

“Perdón Mayda, todavía me cuesta trabajo salir adelante con  lo de la tecnología en verdad. Y siento mucho que esté sucediendo esto de tu sentir. Bendiciones y perdón.”

No, amiga, perdóname tú a mi. Para mi es un honor y una alegría que te interese pasar el curso que he preparado. Yo tengo todo tipo de equipos… no me imagino (aunque me lo has explicado) como sería acceder a todo lo que les envío, con un pequeño teléfono. De nuevo, perdóname, y gracias por lo que haces. Te amo.

 

Y esta maravillosa estudiante, me devuelve la enseñanza que le di, en la práctica… recordándome que hasta los maestros pueden olvidar sus enseñanzas:

“Siento mucho lo que está sucediendo. No me siento bien de saber que te estás sintiendo mal por algún motivo del curso, cuando sé que estás haciendo tanto por hacernos llegar tus enseñanzas. No te desanimes por favor, bien dijiste en tu video de bienvenida… hay gente que aún no está preparada para entenderte y sabemos hay muchas personas que les gusta juzgar precipitadamente todo y a todos pero no dejemos que ellos hagan mella en nuestro cometido. Todo mi amor para ti Mayda querida”

 

En esta próxima carta, nuestra amiga no sabe que ella, y todos ustedes, son ángeles que fueron enviados a mi, para que yo pudiera continua aprendiendo mi lección, y que todos aquí somos maestros y guías los unos de los otros. Esta es la carta de ella:

“Quiero que recibas mi más sincero agradecimiento, estoy supremamente conmovida por que llegaste a mi vida, porque siento una profunda admiración por ti y eres mi ejemplo a seguir, estoy infinitamente agradecida con Dios por ponerte en mi camino, ahora sé que no estoy sola, gracias por preocuparte por mi, yo jamás tuve un guía que me encaminara… Ahora le encuentro sentido a mi vida; ahora comprendo todo, sé que aún lo puedo lograr, no quiero perderte jamás. Te amo y te mando infinitas bendiciones porque eres un ángel que llegó y no es casualidad, me conmueves infinitamente y estoy dispuesta a abrir mi corazón y empezar de nuevo. Quiero nacer de nuevo y sé que con tu guía y amor lo voy a lograr,  mi alma cuerpo y espíritu claman a gritos tu ayuda para encontrar el camino correcto, gracias, gracias, gracias. Sé que Dios te mandó porque Él jamás me dejará.” 

 

Esta siguiente dulce y cariñosa carta es una que todos tenemos que leer cuidadosamente, porque en ella está plasmado todo aquello de lo que estamos hablando. Ella dice: no te sientas mal por estas actitudes… mírame a mí, en el exceso de entusiasmo no tuve en cuenta el dar acuso de recibo. Tal vez estén esperando dar su parecer con las respuestas solicitadas.”

¿Ven donde está mi lección? Puede que no sea desinterés, puede que sea extremo entusiasmo, que le hace olvidar el protocolo. ¿Por qué incluso yo, que me paso la vida tratando de enseñar lo contrario, me fui a pensar lo malo, no las muchas posibilidades que hay?

Ella sigue diciendo: algunas cosas tuve que escucharlas mas de una vez para dar con el significado correcto.” Y yo digo: No una, ni dos, hasta veinte veces si fuera necesario… es como único se le saca el jugo a una enseñanza. Y cada vez que la escuches, es un nueva dimensión que descubres en las mismas palabras. Así lo hago yo, en mis mejores momentos.

Ella sigue: [la meditación] “Me cuesta horrores para la mente. Cada dos por tres me pesco pensando en otras cosas y ahí, bueno, de nuevo a poner la atención.”

A todo el mundo le pasa, estas meditando, la mente se va a otra cosa, te das cuenta… vuelves. No hay de otra, hay que continuar tratando hasta que eduquemos a la mente.

Y más adelante ella dice con relación a la introducción del libro “El genio que todos llevamos dentro”: Es una gran ventaja saber lo que se quiere. 

El resumen exacto: ¿qué quieres obtener en cada cosa que haces? ¿En este curso? ¿Lo sabes? Recuerda: ¡Es una ventaja saber lo que se quiere!

¡Que carta tan fantástica! Esto es lo que deseo cuando pido que se mantengan en comunicación conmigo, que me hablen de sus descubrimientos, de lo que les dice lo que hacen, de las dudas… de que participen. Sino esto se convierte en una clase cualquiera en la que mejor nos vamos a dormir. Si quieres leer su carta completa… ¡vale la pena!:

“Querida Mayda !!

Por favor, no te sientas mal por estas actitudes… mírame a mí, en el exceso de entusiasmo no tuve en cuenta el dar acuso de recibo.

Tal vez estén esperando dar su parecer con las respuestas solicitadas.

Y como en esto estamos te adelanto que me gustaron mucho tus palabras, algunas cosas tuve que escucharlas mas de una vez para dar con el significado correcto. Interpreté que de eso se trata de escuchar y volver a escuchar hasta llegar a la máxima compresión.

La Oración me significo mucho… tanto que gusté de hacerla nuevamente y la meditación… un lujo. Me cuesta horrores para la mente. Cada dos por tres me pesco pensando en otras cosas y ahí, bueno, de nuevo a poner la atención.

Leí todo la introducción al libro.  Ése sí que la tenía clara !!   Es una gran ventaja saber lo que se quiere. 

Yo siempre quise todo, me gustaba todo, y al final… no profundizaba en nada…

Hasta aquí mi estudio. Abrazo apretadito del corazón. Un gracias. así de grande .”

 

Esta próxima carta me da otra lección: No tiene que ser desinterés, puede ser esto: no me gusta leer o escuchar rápidamente lo que envías, de hecho cada vez que envías algo lo escucho o leo varias veces y hago mis anotaciones, por eso en ocasiones me tardo, pero no por falta de interés, sino muy al contrario, por darle el tiempo y atención necesaria, que estoy más que segura merece todo lo que compartes.”

Esta es la carta completa:

Hola Mayda buenas noches, antes que nada una disculpa pero hasta el día de hoy tuve oportunidad de revisar tu correo de ayer y apenas ahorita escucharé la oración, la bienvenida y leeré lo que enviaste.

Leí tu correo donde comentas te sientes descorazonada por la poco oportuna respuesta al envío del primer material del curso.

Para mi es importante comentarte que en lo personal tengo sumo interés en tu curso respeto enormemente tu trabajo y valoro es esfuerzo y el amor que pones en todo lo que compartes.  Para mi es muy importante tu curso y lo veo como una Luz enorme en mi vida, porque estás dando respuesta a muchas inquietudes que tengo y muchos aspectos que sé que debo trabajar en mi vida para compartir con los demás.

Te pido que en mi caso, por favor no tomes como falta de interés cuando no doy una respuesta inmediata, en ocasiones por el ritmo de mi vida me es imposible ver y responder correos de manera inmediata,

Y sobretodo no me gusta leer u escuchar rápidamente lo que envías, de hecho cada vez que envías algo lo escucho o leo varias veces y hago mis anotaciones, por eso en ocasiones me tardo , pero no por falta de interés, sino muy al contrario, por darle el tiempo y atención necesaria que estoy más que segura merece todo lo que compartes.

Prometo poner todo de mi parte para aprovechar esta maravillosa experiencia que nos regalas.  Gracias anticipadas por tu comprensión.  Saludos y Bendiciones.”

Esta carta que sigue es de una persona que ¡No habla español! Y tiene el trabajo de traducir todo lo que envío. ¡Eso es dedicación! Gracias por todo lo que pones en el curso! Esta es su carta:

Mayda, tienes razón, y usted no debe esperar menos esfuerzo por parte de los estudiantes de lo que usted pone en la creación de este curso. No respetamos las fronteras y los límites y estamos acostumbrados a hacer lo que queremos. Y es por eso que nos metemos en los problemas que tenemos, porque no establecemos prioridades personales o mantenemos los compromisos. Nos distraemos fácilmente – Lo sé porque yo también lo hago. Las personas se inscriben en una clase, y piensan que la clase va a funcionar por sí misma. Ellos no lo entienden. Si quieren el máximo provecho de ella – sólo será posible con lo que estén dispuestos a invertir en él. Me alegro que usted nos envió la carta, y tal vez nos sacuda a todos nosotros un poco.”

Esta carta que sigue, me hace sentir avergonzada por mi falta de fe. Te acompañamos en el sentimiento. Siento mucho tus perdidas. Y claro que ya te pondrás al día. Un abrazo. Esta es la carta:

“Mi querida Mayda. Yo si estoy recibiendo tus envíos y estoy muy agradecido. He vivido situaciones difíciles en los últimos días y no he podido darle la atención merecida y el respeto a tus envíos. Falleció mi hermana mayor. Y esta madrugada falleció la esposa de mi hermano. La cual para mi era una hermana también. Pude escuchar el primer audio. El segundo aun no logro abrirlo. Te pido de mi parte mil disculpas. Y a la brevedad le pondré la atención que realmente requiere esto que como tu decís, es un gran esfuerzo de tu parte. Muchas gracias. Te amo amiga.”

Esta próxima carta, es súper auto explícita. La lengua natal de ella es zapoteca, y me enseñó que el término CUSIBANI, significa “renacer”. Para mi, toda esta experiencia ha resultado un Nuevo Cusibani. Esta es su carta:

Mayda bella, a mi tu curso me tiene maravillada, no paro de escucharte en tus audios, y ya he visto los documentales q nos hiciste llegar, yo te envié un mail de acuse de recibo tal y como nos lo indicaste, fue independiente al correo en el q nos enviaste el material.

Por mi parte no tengo sino agradecimiento infinito para ti por tan maravilloso curso, eso de la neuroplasticidad es algo increíble y totalmente verdadero, pues aunque es una condición inherente a nuestro cerebro y día con día está en permanente acción en cada uno de nosotros,  yo tengo un MILAGROSO EJEMPLO VIVIENTE de lo q puede lograr la neuroplasticidad, pues mi hijo mayor al nacer tuvo un paro cardiorespiratorio y las acciones de resucitación tardaron 5 min. En hacerlo reaccionar, el daño a nivel cerebral fue inevitable,  el diagnóstico de los médicos era que mi hijo quedaría con parálisis cerebral o retraso mental. Afortunadamente conocí a una neuróloga q fue enviada por Dios en nuestro camino y ella en aquel entonces me explicó esta capacidad del cerebro de estimular otras neuronas para reemplazar las q fueron dañadas por la ausencia de oxígeno al nacer en mi hijo, me enseñó a darle a mi hijo terapia de neurodesarrollo y así lo hice y hoy es un joven de 17 años, un ser humano maravilloso, perfectamente sano y con unas habilidades sorprendentes, sobresaliente en lo q emprende, en fin, es un milagro viviente. Y hoy con tu curso sé que toda aquella terapia q le apliqué a mi hijo contribuyó para q la neuroplasticidad en su cerebro fuera a su favor. Gracias Mayda, de todo corazón!

Esta próxima carta es de una bellísima amiga que vive en el campo donde no hay servicios de Internet como los tenemos la mayoría de nosotros. Esto es lo que ella explica:

“Querida Mayda no estés triste, sabes, me siento tan importante ser parte de éste proyecto. Ayer te envíe que lo recibí pero tu sabes que vivo en el campo, me contraté un equipo inalámbrico de Internet pues de otra manera no hay y justo ayer al recibir tus correos se me terminó los minutos de inter, compré una bolsa de minutos y hoy recién veré y disfrutaré por completo de tus meditaciones, una la pude descargar en mi teléfono y me pareció increíble y me gustó muchísimo. Además también descargué el libro en mi teléfono para poder leerlo. Los otros materiales no los he podido abrir desde mi teléfono, pero apenas pueda lo veré en mi computador.

Gracias! Infinitas por todo lo que nos estas entregando, se con el pasar de los días los que aún no lo han visto se sentirán tan o más encantados de como lo estoy yo.

Que el universo entero te devuelva multiplicado todo tu hermoso AMOR incondicional que nos estás entregando. Me siento inmensamente bendecida de formar parte en éste grupo, eres lejos demasiado importante para mí… sinceramente MUCHÍSIMAS GRACIAS.”

Y esta carta que sigue es de una persona invidente de nacimiento. Gracias, amiga, por estar en el curso, gracias por el esfuerzo que haces… gracias por luchar como lo haces. Esta es su hermosa carta, y yo solo puedo decir: ¡Wow!:

“Aquí está tu corazón, Dios no permite que te apartes de él. En realidad, sabes que cuando se me abre el “preguntario” no hay quién lo cierre;  por eso mismo, estoy haciendo revisión concienzuda de todo cuanto has enviado, a fin de realizar preguntas asertivas y no hacerte voltear por ahí con cosas. Efectivamente, ayer iba a abrir un linc cuando me salió el famoso “error 404”. Estoy mirando el resto, de hecho leo a una chica por skype todas las noches los libros, a fin de hacer más divertida y activa la lectura. Así que, ahí está tu corazón, no se ha ido.  Un abrazo algodonado.”

Otra carta:

Hola Mayda….  Que pena que pase esto…. Yo estoy comprometida,  entusiasmada y en el proceso de estudio de los contenidos enviados…  Estaré en contacto  enviando mi opinión  conforme vaya avanzando …  Recibe un   abrazo  y la seguridad  de que estoy  inmersa y deseos a de aprender  más cada vez…   Saludos!” 

 Les pido disculpas de todo corazón por haber sido tan insensible con todos ustedes. Uno de mis grandes problemas es ese: no tengo paciencia. Les prometo que trabajaré en eso y lograré aprender todo lo que la paciencia puede regalarnos.

Un abrazo grande. Los amo mucho a todos y estoy orgullosa de tener gente de esta calidad humana en este grupo. Bendiciones.

1 Response

  1. Patricia Arriaga

    Buenas noches
    Querida Mayda♡
    Gracias por compartir estas hermosas cartas
    Ten la seguridad de que cada una(o) de las personas que te contestaron
    Son las que hemos escuchado tu llamado y se que que son muchísimas mas
    Quiero decirte que tu eres para mi muy importante
    Y te pido Disculpas si he herido tus sentimientos
    Tu Eres una Gran Guerra
    Una Maestra
    La guía y me siento muy afortunada al poder seguirte y estar contigo
    En este hermoso Viaje de la Vida
    y que tu nos compartes tus experiencias y sabiduría
    Gracias
    Deseandote que
    Dios te siga llenando de Abundancia
    el Universo te Ilumine
    Tqm
    Dtb♡

Leave a Reply

error: Content is protected !!