maydaochoa@gmail.com

Genios y la Genialidad

El secreto del genio es llevar el espíritu del niño hasta la vejez, lo que significa nunca perder el entusiasmo. Aldous Huxley
9 Feb 2016

FUISTE CREAD@ CON LA CAPACIDAD DIVINA DE AUTO-CURARTE

/
Posted By

Buda meditandoCURSO DE SALUD INTEGRAL

Por Dra. Mayda Ochoa

 Febrero 9

¡Saludos Seres Maravillosos, Trabajadores de la Luz, Hijos de la Abundancia y del Amor!

Tú naciste con la capacidad divina de auto-curarte. Y si no lo crees, piensa: ¿Cuántas veces te has cortado y tu organismo diligentemente, como una abuelita atenta y amorosa, desinfecta, prepara y zurce tu herida, de adentro hacia fuera, como crece el amor, hasta que se cura totalmente?

Entonces, tu organismo, que es muy sabio, crea una cicatriz, una piel extra dura, para que nunca más vuelva a dolerte.

¿Cuántas veces te has enfermado de gripe, infecciones y otras dolencias y tu cuerpo sin esperar a que tú se lo pidas, corre a curarte, y la mayoría de las veces crea una vacuna natural para que no vuelvas a enfermarte, al menos de lo mismo?

Y eso es lo que sabes, y lo que ves… Pero todos los días en tu cuerpo aparecen células cancerosas que un ejercito de soldados de tu sistema inmunológico combate hasta hacer desaparecer hasta el último vestigio del enemigo. Todos los días podrías caer victima del cáncer… pero tu maravilloso organismo lo impide.

Fuiste cread@ con poderes curativos a los que pudieras acceder a tu antojo, y sin embargo, nunca los usas, jamás aprovechas esos mecanismos, porque no os conoces.

El secreto de cómo puedes beneficiarte de tus poderes curativos, es muy simple: aprendiendo a manejar tu Energía Vital (Chi, Prana) con tu mente. Cuando tu energía vital circula libremente por tu cuerpo, eso es lo que está haciendo: vigilando, recorriendo, nutriendo, sanando todas las células de tu organismo.

¿Has visto a un hombre chino, pequeñito, romper con un golpe seis ladrillos? El puede lograrlo porque tiene control de su fuerza mental, y eso lo hace muy poderoso, a pesar de su pequeño tamaño físico.

Puedes aprender a utilizar esa misma “magia” para sanar y mejorar tu vida. Sin medicinas que te arreglan una cosa y te desarreglan otras muchas; sin cirugías peligrosas y sin efectos secundarios.

Yo no estoy en contra de la medicina occidental. Cuando estás muy enfermo, suele ser eficaz, aunque riesgosa. Pero lo mejor es tener que utilizarla lo menos posible.

Existen técnicas que DESPIERTAN al médico natural que llevas dentro, para que tu cuerpo a sane más rápidamente, eliminando la fatiga y fortaleciendo tu energía vital, para mantenerte saludable. Y sólo requieren un poco de atención, conocimiento, y unos minutos al día.

Prueba este ejercicio básico para que veas que el poder de tu mente está ahí, lleno de promesas, y tristemente subutilizado.

EJERCICIO de FUERZA VITAL

Lee este ejercicio completo, luego ve haciéndolo por partes. Es muy corto y no es necesario grabarlo.

  • Siéntate con los pies planos en el piso, tu espalda recta, las manos sobre tus muslos, o rodillas; la cabeza levemente inclinada hacia adelante, como si un hilo invisible pasara a través de tu columna y saliera por tu vertebra cervical (como en la foto), suspendiéndote en el aire.
  • Respira profunda y lentamente tres veces

Inspira contando mil-uno; mil-dos; mil-tres; mil-cuatro.

Aguanta la respiración por un segundo.

Exhala contando mil-uno; mil-dos; mil-tres; mil-cuatro.

  • Mantén la mano derecha descansando sobre tu muslo, con la palma hacia arriba (si te resulta cómodo) sino déjala boca abajo.
  • Ahora levanta tu mano izquierda a la altura de tu pecho. Abre y cierra el puño repetida y rápidamente, hasta que sientas la muñeca cansada (cuenta hasta 60.) Entonces bájala y déjala descansar sobre tu muslo izquierdo, con la palma hacia arriba.
  • Pon atención a lo que sientes en ella. ¿La energía (Chi, Prana) bajando con fuerza a ella? ¿Sientes hormigueo, calor?
  • Ahora con tu mente pasa esa sensación de tu mano izquierda a tu mano derecha. Siente en tu mano derecha lo mismo que sientes en la izquierda.
  • No me digas que no sabes o que no puedes. Tú puedes hacerlo. Pasa esa sensación a tu mano derecha y siente como ambas manos de pronto sienten lo mismo.

¡Felicidades! Acabas de usar el poder de tu mente. Así mismo puedes llevar la energía vital curativa a cualquier parte de tu cuerpo. Concéntrate, relájate y lleva luz o calor, a cualquier parte de tu cuerpo que te duela o que necesite sanar.

         PERO NO TE ESFUERCES. Tienes que hacerlo como si estuvieras fluyendo, flotando y sonriendo. Hazlo todo suavemente, con amor y dulzura, como si estuvieras besando la cabecita de un bebé. Lleva luz o calor (o ambos) a esa parte de tu cuerpo que necesita amor y atención.

El calor es muy curativo. Para aprender a recrear en tu mente el calor recuerda como es la sensación de agua muy caliente en tu mano. Evoca cuando has tocado algo tibio, algo caliente. Siente todo eso en la parte de tu cuerpo que quieras sanar. Está muy caliente. Siéntela caliente. Siente que la sangre va allí con fuerza y le lleva nutrientes, la pone muy caliente. Sientes el calor como un día acostada en la arena caliente de la playa. Y después baña esa parte con luz, mucha luz. No olvides que tienes un suministro interminable de luz, y que Dios la creó para tu beneficio.

Otra práctica que puedes hacer es repetir la palabra “caliente”, 100 veces mientras ves esa palabra aparecer y desaparecer en la parte que necesita más salud. Si tu pensamiento se va de lo que estás haciendo, o pierdes la cuenta, tienes que comenzar desde el principio. También puedes decirle a esa parte: “Te amo” o la palabra “Dicha”.

Recibe todo mi amor. Bendiciones. Y mucha dicha.

Lee esta nota sobre un artículo que relata un estudio realizado en la Universidad Harvard, con monjes budistas tibetanos, capaces de elevar la temperatura de su cuerpo hasta el punto de poder secar una sabana congelada en sus hombros, utilizando sólo el poder de su mente. Haz clic en la foto.

http://maydaochoa.com/el-control-de-la-mente-un-estudio-en-harvard/

Leave a Reply

error: Content is protected !!