maydaochoa@gmail.com

Genios y la Genialidad

El secreto del genio es llevar el espíritu del niño hasta la vejez, lo que significa nunca perder el entusiasmo. Aldous Huxley
27 Ago 2013

La creencia en el multiverso requiere una visión excepcional

/

La creencia en el multiverso requiere una visión excepcional

Por Tom Siegfried

Traducido por Mayda Ochoa

Si no lo puedes ver, es que no existe. Esa es una vieja filosofía, que muchos científicos se tragaron completamente.  Pero como Ziva David de NCIS diría, eso es puro “salami”. Después de todo, tú no puedes ver las bacterias y los virus, pero te pueden matar. La creencia en el multiverso requiere una visión excepcional

Sin embargo, algunos científicos aún invocan tal filosofía para negar el estatus científico de todo tipo de cosas interesantes. Al igual que la teoría de los súper diminutos lazos de energía conocida como la teoría de las súper-cuerdas. O la colección de universos paralelos conocidos como multiversos.

Es la misma actitud que llevó a algunos científicos y filósofos del siglo 19, que negaban la existencia de los átomos.

Ernst Mach, líder de los anti-atomistas, decía que los átomos eran un “artificio mental”, que sólo existe en el pensamiento. “Los átomos no pueden ser percibidos por los sentidos”, decía.

Para ser justos, Mach fue un físico realizado y un pensador profundo. No se habría opuesto a creer en las bacterias si las hubiera visto a través de un microscopio. Pero Mach pensaba que los átomos no eran observables en principio. “A partir de su propia naturaleza”, escribió, “no se pueden hacer objeto de contemplación sensorial.” Él resultó estar equivocado -hoy microscopios super-duper no sólo pueden mostrar imágenes de átomos, sino también pueden ser arrastrados para deletrear IBM en portadas de revistas.

Incluso si los átomos hubieran quedado por siempre invisibles, su existencia aún se habría podido establecer indirectamente. Eso es lo que Einstein hizo en 1905 cuando analizó el movimiento browniano, el aleteo aleatorio de pequeñas partículas suspendidas en un líquido. Einstein demostró matemáticamente que el movimiento browniano es una consecuencia de los átomos y moléculas que rebotan en las partículas en suspensión.

Por lo tanto los átomos existen, incluso si no pueden ser observados, como su existencia implica fenómenos que se pueden observar.

Un razonamiento similar se puede aplicar a la teoría de los universos paralelos.

Si existen otros universos, ellos pudieran muy bien estar para siempre fuera del alcance de los instrumentos de observación de la humanidad. Pero tal vez las leyes que explican cosas observables también requieren universos no observables.

“Podría ser que las leyes que utilizamos para describir con éxito el universo observable se formulan naturalmente en un marco más amplio, que incluye partes inobservables”, escribe el físico, premio Nobel, Frank Wilczek del MIT.

En un nuevo documento, Wilczek reflexiona sobre las diferentes maneras en que un multiverso podría revelar su realidad.

Por multiverso, él se refiere a reinos donde se aplican diferentes leyes de la física, en diferentes lugares y tiempos –una propiedad que él llama “Multiversatilidad”. Tiene sentido considerar verdadera la teoría del multiverso, Wilczek afirma, si los aspectos de la realidad observable pudieran explicarse recurriendo al principio de multiversatilidad.

Uno de esos aspectos de la realidad observable, señala, es el propio universo observable, y el hecho de que este contiene observadores. Resulta que un rango muy limitado de condiciones físicas permiten los ingredientes necesarios para que existan observadores (estrellas, planetas, átomos). Al investigar qué sucedería si se cambian algunas cantidades básicas de la física (por ejemplo la velocidad de la luz o la carga de un electrón), se encuentra que resulta muy frágil la idea del “surgimiento de complejas estructuras capaces de soportar la observación inteligente”, escribe Wilczek.

Una de estas características del universo es la cantidad de energía que hay en todo el vacío del espacio. Esta “energía oscura” ejerce una fuerza repulsiva, y en grandes cantidades diluiría demasiado la materia del universo para que estrellas y galaxias llegaran a formarse.

Afortunadamente la cantidad real de energía oscura es muy pequeña, lo que permite al universo construir la infraestructura necesaria para la vida.

Los intentos de calcular por qué la energía oscura es tan débil han fracasado, y “feliz coincidencia” en realidad no cuenta como una explicación científica. Pero si existiera el multiverso, con una multiplicidad de densidades de energía oscura, el misterio estaría resuelto: Los seres humanos viven en la parte del multiverso donde la energía oscura es escasa. En las regiones con una gran cantidad de energía oscura, no hay nadie alrededor para preguntarles sobre ello.

Wilczek examina otros ejemplos de multiversatilidad, incluyendo el papel que juega la teoría de supercuerdas para explicar el misterio de la energía oscura. En varios casos, se encuentra con que la multiversatilidad puede explicar lo que de otro modo resulta inexplicable.

Él advierte que algunos fenómenos pueden resultar inexplicables simplemente porque los físicos aún no han sido lo suficientemente inteligentes como para encontrar la verdadera explicación. Pero su punto más profundo sigue siendo la necesidad de reconocer que la ciencia no debería limitar su visión.

“En el pasado los científicos llegaron repetidamente a un cierre intelectual en las imágenes inadecuadas del universo, y subestimado su magnitud”, señala.

Para Copérnico, el universo no era más que el sistema solar. Hace un siglo, todavía no estaba claro que el universo fuera nada más que la Vía Láctea. Ahora los telescopios revelan un universo con millones de millones de galaxias.

No debe ser considerado tonto proponer una vez más que la existencia es más grande que lo que los seres humanos habían supuesto previamente. Es sólo que esta vez “ver” requerirá más abandonar la relación entre ver y lo existente. Como señala Wilczek, el dicho de que “si no se ve, no existe” no tiene ya ningún contenido empírico.

“Es más bien el carácter de una exhortación moral”, escribe, “cuya aplicación, aunque por lo general adecuada, podría ser superada por otras consideraciones científicas.”

Este artículo primero apareció en ScienceNews/Aug. 2013.

Para leer este artículo original en ingles, visite:

http://www.sciencenews.org/view/generic/id/352421/description/Belief_in_multiverse_requires_exceptional_vision

Mucho más sobre Universos Paralelos en el libro “La Asombrosa, Divertida, Increíble, Admirable y Misteriosa, Ciencia de Vivir” de Mayda Ochoa, que saldrá próximamente al mercado.

 

8 Responses

  1. I’ve learn several good stuff here. Definitely value bookmarking
    for revisiting. I surprise how a lot effort you put to create this kind of
    magnificent informative website.

Leave a Reply

error: Content is protected !!