maydaochoa@gmail.com

Genios y la Genialidad

El secreto del genio es llevar el espíritu del niño hasta la vejez, lo que significa nunca perder el entusiasmo. Aldous Huxley
1 Nov 2016

La Salud en el Cuerpo Causal ¿Afecta el Cuerpo Físico?

/
Posted By

Esta es una pregunta que le hicieron a Ken Wilber durante las clases sobre el Sistema Operativo Súperhumano. Ken ¿crees que la salud en el cuerpo causal es lo más importante? Tengo la intuición de que si tenemos una realidad causal vibrante, ello causa una semilla de una vibrante realidad sutil… lo que a su vez causa una semilla vibrante para una realidad densa. ¿Me equivoco al pensar de esta manera, o en realidad esto funciona en ambos sentidos. O sea, de arriba hacia abajo y viceversa?

Ken: Sí, funciona en ambos sentidos. De arriba hacia abajo y de abajo hacia arriba. Eso quiere decir que tener una realidad causal saludable es muy importante. El proceso general funciona de esta manera: de nuevo, solo vamos a utilizar los tres estados y cuerpos principales: denso, sutil y causal. En el principio, es decir, antes de la Gran Explosión, sólo había puro espíritu, pura causa sin forma. De esa causalidad surge lo sutil. O sea, del espíritu verdadero emerge un yo separado, el alma sutil. Cuando esto sucede, el alma sutil olvida su verdadero ser, que es el espíritu, y ella piensa que es sólo un alma separada.

Del alma sutil emerge lo denso, o sea, todo el reino físico. Todo el mundo físico fluye a la existencia con el Big Bang (La Gran Explosión). Por supuesto, en el Big Bang, solo hay materia densa, ya que cada paso a paso del original hacia abajo está marcado por lo que las tradiciones llaman amnesias, u olvidos. Cuando lo sutil emerge de lo causal, olvida de inmediato que vino de la causalidad. Como mismo lo denso olvida que vino de lo sutil, y que lo sutil siquiera estuvo allí.

Cada nivel es consciente de su nivel particular solamente. Con la Gran Explosión, sólo hay materia densa. No hay vida. No hay mente. No hay alma. No hay ser sensible. Ese movimiento hacia abajo, de lo causal, a lo sutil, a lo denso, se llama involución. Plotino lo llamó flujo de salida “e-flux”. Una vez que se ha producido una involución o salida, entonces el movimiento opuesto puede comenzar, a saber, la evolución o lo que Plotino llama reflujo, o retorno. Ha comenzado el lento proceso de la Evolución.

Al principio es solo materia insensible, pero aún es impulsado por el espíritu en acción, o el eros, o la auto-organización. Eros tiene un objetivo principal, que es el crear totalidades cada vez más complejas. Los quarks se reunieron en partículas subatómicas como los protones y los neutrones. A continuación, estas partículas subatómicas se reunieron, se desarrollaron en átomos de hidrógeno, helio, y así sucesivamente. Entonces los átomos reunidos, evolucionaron hasta convertirse en moléculas. Luego, en un salto sorprendente, de moléculas muy grandes se reunieron por decenas. Y una pared de la célula los cubrió, alrededor de todos ellos, y fue cuando un conjunto mucho mayor surgió, llamado “célula viva”. Aparece la vida en el universo.

Si nos fijamos en las sub-etapas de lo sutil, o los cuerpos vivos, la mente y el alma, esta fue la primera aparición de una dimensión sutil. Entonces los organismos vivos continuaron evolucionando en conjuntos mayores y más complejos, y cada vez mayores. De las plantas, a los peces, a los anfibios, a los reptiles, y a los mamíferos. Con los mamíferos, empiezan a surgir las mentes. Luego, con los seres humanos, las mentes florecen.

Un número relativamente pequeño de seres humanos descubrió la manera de evolucionar la mente en el alma consciente y del alma consciente al espíritu sumo. Cada uno de ellos fue descrito por las tradiciones como un recuerdo. La única razón por la que esto ha sido posible es porque estos estados superiores estaban originalmente presentes durante la involución. Por lo tanto, todos están envueltos y en espera de su emergencia durante la evolución. Literalmente, se recuerdan. Estos estados son recordados.

La causalidad ascendente es un problema. Por ejemplo, si usted tiene una neurosis, puede afectar a sus emociones, su mente, su alma, y causar enormes molestias. Para solucionar esto hay que volver al nivel anterior, inferior, y solucionar el problema, encontrar donde se produjo la división, el impulso, y manejarla, reintegrarla, y encargarse de eso. Eso va a causar que se arregle una realidad que estaba rota en un nivel más bajo, y porque ya no está rota, ya no es un problema que esté siendo transmitid hacia arriba constantemente.

La causalidad descendente es igualmente problemática. Cualquier contracción o problema en un nivel más alto se bajará causando problemas, sobre todo en el nivel donde se manifiesta principalmente. Dos de los mayores problemas causados por esto son, hoy en día, el cáncer y las enfermedades del corazón. Siempre hay algún tipo de estudio que muestra que algo así como una personalidad tipo A tiene mayores índices de ataques al corazón, o el efecto general de estrés mental en la creación de la enfermedad físicas. Nadie lo niega.

Aún más problemático es que los problemas espirituales de cualquier tipo pueden ser una causalidad descendente, o sea, llegar a causar o contribuir a la enfermedad mental, emocional o física. La práctica de cosas como el perdón y la gratitud pueden ser muy bueno para la salud física.

[En mi libro, Fuerzas Invisibles hay un capitulo dedicado a la importancia y las razones científicas por las que la gratitud es importante para la salud.]

foto-fi

Ambas secuencias están ocurriendo: la involución y evolución. Los problemas en cualquiera de los dos procesos se pueden transmitir todo el camino hacia arriba o hacia abajo, hasta el final.

Hay un dicho de las tradiciones que dice: “Si usted quiere saber lo que sus pensamientos eran ayer, mira a tu cuerpo hoy. Si quieres saber cómo tu cuerpo se verá mañana, mira tus pensamientos hoy.” Ambos son ejemplos de causalidad descendente, de la mente que afectan cuerpo físico. Por supuesto, funciona en ambos sentidos.

Esto es algo que se debe tener en cuenta. Es una de las razones por las que la práctica de algo como la meditación tiene efectos no sólo en los reinos espirituales causales, pero todo el camino a través de los reinos mentales y emocionales, todo el camino hasta lo físico.

La meditación, por ejemplo, reduce la presión arterial, ayuda con el colesterol o cualquier número de otros factores. Eso es porque somos más que un organismo físico. Es porque hay causalidad descendente desde el dominio espiritual hacia abajo hasta nuestro dominio físico. Hay un efecto causal directo allí.

Por supuesto, los problemas en los niveles inferiores pueden también transmitirse hacia arriba. El dolor físico, por ejemplo, puede ser muy perjudicial para las emociones, para la mente, e incluso para nuestra ecuanimidad espiritual. Todo esto es simplemente una indicación de la naturaleza multidimensional de los seres humanos. Es algo a tener en cuenta, y algo, por supuesto, que se toma muy en serio en cualquier enfoque integral.

 

 

Leave a Reply

error: Content is protected !!