maydaochoa@gmail.com

Genios y la Genialidad

El secreto del genio es llevar el espíritu del niño hasta la vejez, lo que significa nunca perder el entusiasmo. Aldous Huxley
15 Nov 2016

La Sombra de los Fanáticos Anti-Homosexuales. Un Estudio clásico

/
Posted By

Las personas heterosexuales, quienes no se sienten atraídos por la homosexualidad, pueden hacer saber normalmente, en una conversación, que algo homosexual no les interesa. Exponen su punto de vista sin que la pasión les ciegue… y luego pasan a otro tema, sin drama. Pero una sombra en ese terreno (o en cualquier otro) se reconoce por la vehemencia con que se reacciona contra ello. No es una persona simplemente molesta por algo que no le agrada… es mucho más. Esta es una persona abrumada por su molestia, irritada, que simplemente no puede soportarlo. Todo lo que pasa es que está viendo en el otro sus propias cualidades, que le aterran, que ha escondido y negado por mucho tiempo.

Uno de los ejemplos más elocuentes de las sombras, son las historias que existen sobre los fanáticos anti-homosexuales. Una clásica es un estudio que se hizo con un grupo de hombres que pasaba gran parte de su vida laboral tratando de hacerle daño a la causa de la homosexualidad. Trabajaban para crear leyes contra ellos, y luchaban por prevenir cualquier ley que les diera igualdad de derechos, o cualquier tipo de privilegios, que el resto de la humanidad disfrutaba. Estos hombres invertían una gran parte de su energía vital en atacar a los homosexuales.

En el estudio científico se invitó a participar a otro grupo de hombres abiertamente homosexuales, y a ambos grupos se les mostró imágenes de erotismo homosexual. Los resultados mostraron que la respuesta del grupo de fanáticos anti-homosexuales fue más erótica que la de los propios homosexuales. En otras palabras, cuando arremetían contra todo lo homosexual, estaban proyectando sus propios impulsos. Eso es pura proyección clásica.

Mecanismo de defensa: te disocias y lo proyectas

Una de las formas más comunes de defensa de las sombras, es disociarse del hecho, fingir que no te importa, que no eres tú, y luego proyectarlo en otra persona.

Muy posiblemente esa otra persona tiene algo de esta cualidad que estás proyectando, y por eso es un buen candidato, porque es un buen gancho para la proyección. Esa otra persona ya tiene algo de esta cualidad que estoy rechazando en mi, por lo que es fácil para mí volcar en ella toda mi sombra. Ya lo he negado en mí mismo, por lo que si, por ejemplo, estamos hablando de una tendencia a ser realmente controlador, y la otra persona es un poquito controladora: ¡Bingo! ¡La otra es la controladora… ¡no yo!

Así que cuando estoy negando una cualidad, evento o cosa, miro dentro de mi, y no la veo porque la sombra lo esconde. Entonces miro alrededor… y sé que alguien tiene una tendencia real a controlar… “Y como no soy yo… debe de ser este hp.! ” Y estás enfurecido porque esa cualidad tiene la propiedad de enfurecerte de verdad.

Lo ves exclusivamente como las tendencias controladoras del otro… además, todas tus tendencias controladoras se han vertido en él, por lo que esa otra persona ahora carga sus propias tendencias a controlar, y todas las que tú le echaste encima. Y esto te molesta, realmente: “Esta persona es doblemente controladora! ¡Esto es insoportable! ¡Odio a la gente controladora! ¡No puedo sufrirlas!” Es lo que piensan los que están proyectando.

¿Cómo se reconoce que es una sombra?

Por la vehemencia con que se reacciona contra ello. No es una persona simplemente molesta por algo que no le agrada… es mucho más que eso. Esta es una persona abrumada por su molestia, irritada, que simplemente no puede soportarlo. Todo lo que pasa es que está viendo en el otro sus propias cualidades, que le aterran, que ha escondido, negado por mucho tiempo.

Pero cuando alguien decide (por cualquier razón) que algo está terriblemente mal con una cualidad, y la empuja fuera de sí mismo, entonces se está comprometiendo en una guerra sin fin… eterna… porque sabe que “alguien” tiene esa característica y “como no soy yo”, alguien tiene que tenerlas… y voy a andar por la vida buscándole… para hacerle pagar por tener todas estas características terribles… Cuando la única realidad es que esa característica que tanto odia está simplemente, escondida en el patio de su propia psique.

Si sientes un odio acerbo contra otro… busca tu sombra

Casi cualquier persona que tenga alguna cosa horrible que decir acerca de otra, que la odia, no la soporta, están casi siempre proyectando. Todo su sistema psicológico y físico se atasca desmesuradamente, tanto que, básicamente, sólo pueden hacerse un lío cuando se trata de su sombra.

Cómo reconocer una sombra

Hay una forma muy sencilla de reconocer el material de sombra, y es que, si una situación, artículo, evento, persona, o cosa, te afecta de manera particular, y espectacular, eso es probablemente un elemento de sombra, porque los elementos de sombra son los que realmente te sacan de quicio. Por ejemplo, algo que no es una sombra puede incomodarte normalmente, pero no te exacerba, exaspera, irrita, enoja, enfurece, encoleriza, no te indigna… y no te pone fuera de sí.

Si algo te exacerba, exaspera, irrita, enoja, enfurece, encoleriza, indigna… y te pone fuera de sí… es muy posible que ello sea una gran sombra en tu psique.

Los fanáticos anti-homosexuales corren detrás de los homosexuales para tratar de herir sus vidas, porque son sus propias cualidades, sus energías y capacidades que han puesto en estos hombres. Mientras más sea su atracción secreta hacia ellos, más profundo será su odio. Así pasan su tiempo persiguiéndolos, pero en realidad, están persiguiendo eso que odian en ellos mismos. Es muy poderoso.

Leave a Reply

error: Content is protected !!