maydaochoa@gmail.com

Genios y la Genialidad

El secreto del genio es llevar el espíritu del niño hasta la vejez, lo que significa nunca perder el entusiasmo. Aldous Huxley
15 Oct 2016

Leccion 6. Las Dimensiones de tu Existencia

/
Posted By

Instalación del Programa Mental Psicoactivo # 5

Normalmente miramos el mundo en el que vivimos y creemos que ese es el único mundo que existe, y que todas las demás personas, cuando miran, ven el mismo mundo que nosotros vemos. Y creemos que todos tenemos una misma conciencia, y que con esa misma conciencia todos miran y ven el mismo mundo que nosotros vemos.

Pero lo que los estudiosos han encontrado es que cuando miramos, cada uno de nosotros ve un mundo distinto, que está dado por nuestras diferentes perspectivas, ya que cada perspectiva cambia la forma del mundo.

Ken Wilber ha organizado esas diferentes perspectivas, en cuatro cuadrantes o dimensiones. Las dimensiones, o los “cuadrantes”, no son más que los puntos de vista principales con los cuales las personas ven la vida. Son los cuatro puntales de nuestra visión, que nos insertan en las distintas dimensiones en las que existimos.

No quiere decir que todos veamos la vida a través de todas esas dimensiones, en general, usamos uno, o cuando más, dos cuadrantes para analizar nuestra vida. La idea de esta lección es aprender a ver la vida en todas sus múltiples dimensiones.

Estas cuatro dimensiones, o cuadrantes, hablan de cómo lo personal y lo físico; lo cultural y lo social, están entrelazados, y relacionados dentro de uno, y cómo cada uno de nosotros ve el mundo en una sola perspectiva, una sola dimensión. De nuevo, esta clase intenta despertar tu visión de 4ta. Dimensión, o sea, de todas las cuatro dimensiones donde realmente existes.

Para hacer este concepto asimilable, Ken Wilber utiliza los famosos pronombres que existen en todos los idiomas y que encapsulan estas diferentes perspectivas conque cada individuo ve el mundo donde vive.

Como recordarás, estos pronombres sustituyen el nombre de la persona. Por ejemplo: la primera persona “yo” es la persona que habla. Luego está la persona con quien se habla “tú”. Y entonces está la persona o cosa de quien se habla “él, ella, ellos, ellos”.

Aunque nunca se nos dijo en las clases de gramática, estos pronombres, realmente están mostrando diferentes formas de ver la realidad, diferentes maneras de pensar en esa realidad, y muy diferentes maneras de actuar dentro de esa realidad.

Si tú dices, por ejemplo, “yo prefiero las manzanas antes que las peras”. Esa es una verdad objetiva porque es tu opinión, y no puede ser impugnada. Es una declaración irrebatible: ese es tu gusto. Así lo sientes.

Sin embargo, si tú dices: “las manzanas son mejores que las peras”. Esa es ya una afirmación que pudieras tener que probar, si el caso llegara. Esa es una pretensión de “verdad objetiva”; pero no es objetiva porque si se te pidiera que ofrezcas pruebas de lo que dices, quizás no las tengas.

Esa es la diferencia entre las afirmaciones objetivas y las afirmaciones subjetivas, como cuando dices: “a mi me gustan los amaneceres”. Eso es irrebatible, porque tú lo debes de saber… Pero cuando dices: “A todo el mundo le gustan los amaneceres”. ¿Qué pruebas tienes de lo que estás diciendo?

Ese tipo de afirmaciones objetivas o subjetivas pueden provocar enorme cantidad de conflictos y dificultades. Muchos de los problemas en las relaciones humanas, y en la política y en el terreno social, suceden por la manera en que las personas hablan.

Una de las primeras cosas que enseñan los consejeros de relaciones es el poder de la palabra “yo”, y por qué nunca debemos hacer declaraciones absolutas. Nunca acuses a alguien diciendo: “Eres controlador”. Ya que tú tendrías que probarlo, llegado el caso. Sin embargo, si dices: “Yo siento que eres controlador”. Esa es tu opinión y no puede ser rebatida. Tú puedes preguntarme por qué pienso eso, pero no puedes rebatirme que yo lo piense, o no.

Cuando dices: “¡Eres de mente cerrada!” Podemos discutir eso hasta el amanecer: “¿Qué te hace pensar que soy de mente cerrada? ¿No serás tú quien es cerrado de mente y estás proyectando en mi tu problema? A mi nunca nadie me dijo que tenía mente cerrada. ¿Por qué se te ocurre a ti? ¡No será por que eres tú quien tiene la mente cerrada?”

Es una discusión que no va a conducir a un acuerdo por la forma en que se dijo la hipótesis. Si hubieras dicho: “Siento que a veces actúas con mente cerrada”, ahí debería quedar el conflicto.

Cuadrantes Colectivos

Además de esos cuadrantes individuales, tenemos también dos cuadrantes colectivos: un espacio para “nosotros” y un espacio para “ellos”. Y las personas también tienen muy, muy diferentes maneras de mirar el mundo a través de estos. Tienen diferentes tipos de verdad y diferentes tipos de afirmaciones, de conocimiento, y hay diferentes tipos de disciplinas humanas que se especializan en esos. Disciplinas especializadas, como la historia, o la dinámica de grupo, o los estudios culturales. Estas son las formas en que los seres humanos se atienen a un fondo común de valores y de ética y de normas, que les permite unirse en un grupo y tener un entendimiento mutuo y un acuerdo común, y se reconocen a sí mismos como parte de un grupo. Es evidente que no podríamos tener sociedades u organizaciones, o nada, sin algún tipo de conciencia. Esa es una dimensión muy importante también. Y se ubica en la dimensión de “Nosotros” o el cuadrante Izquierdo Inferior.

Y hay especialistas que estudian el exterior de los grupos, o el exterior de los individuos. Los observan en términos objetivos, científicos, y crean una la teoría de sistemas. Los sistemas se ocupan de todos los exteriores de los elementos individuales y cómo encajan unos con otros en una malla funcional, en una malla de sistemas. Si no encajan, entonces el sistema se desmorona.

Esto es muy importante para las sociedades también. No sólo tienen que tener la comprensión mutua y la ética y las normas y los valores compartidos. Tienen que tener todos sus sistemas, sus sistemas políticos, económicos, legales, ambientales y de montaje de piezas de trabajo y de mallado. Y este mallado se ubica en el cuadrante inferior derecho.

Lo que muchos no hacen es tomar estas cuatro perspectivas diferentes – el cuadrante “Yo”; el cuadrante “ello”(o el exterior de un individuo), el cuadrante “Nosotros” (el interior de un colectivo), y el cuadrante “eso” (el exterior de un colectivo ) – y darse cuenta que todos ellos tienen perspectivas muy diferentes. Tienen muy diferentes tipos de verdad. Y cada cuadrante requiere muy diferentes tipos de habilidades para poder ser capaz de operar en cualquiera de esos diferentes cuadrantes. Y sin esos conocimientos necesarios para operar en estos cuadrantes, comenzarás a fallar en esas áreas.

Una sola dimensión

Lo que suele ocurrir es que una persona tiende a existir y prestar atención a un solo cuadrante. Y si nos fijamos en las disciplinas humanas, muchas de esas disciplinas piensan que sólo su cuadrante es real, y todos los demás no son reales. Cuando en realidad todos ellos existen y todos son reales. Cada uno de estos cuadrantes abarca cientos de disciplinas que tienen enormes cantidades de datos y pruebas y recursos.

El problema es que la mayoría de las disciplinas no saben nada acerca de los demás cuadrantes o tratan de demeritarlos. Tratan de decir que su cuadrante es el único verdadero.

Nos referimos al cuadrante superior izquierdo como el interior de la persona; y el cuadrante superior derecho como el exterior del individuo. La parte izquierda inferior es el interior del grupo, y la parte inferior derecha es el exterior del grupo. Tan simple como eso.

En la parte superior izquierda (interior) se ven los pensamientos, las emociones, los sentimientos y la conciencia. Si usted entra en la meditación, puede empezar a ver los estados transpersonales de conciencia hasta los estados más elevados, conocidos como la iluminación y el despertar; estados claramente muy, muy importantes de la conciencia. ¡Y todos los otros cuadrantes los están negando!

leccion-6-foto-1

En el cuadrante superior derecho, tenemos el organismo individual y el cerebro y los riñones y el corazón y los pulmones, y todos los sistemas del cuerpo humano. Aquí está la visión científica del organismo individual, aquí tenemos todo lo físico del cuerpo, el sistema nervioso central, los riñones, el corazón, dos pulmones. Pero también tenemos las sinapsis cerebrales y los neurotransmisores, ninguno de los cuales se sienten fisicamente. Cuando alguien despierta y es una hermosa mañana, no dice “Oh, qué mañana tan serotonina.” Pero los científicos estrictos creen que la conciencia es producida por el cerebro exclusivamente y que las decisiones en ese cuadrante superior derecho determinan todas las realidades en todos los otros cuadrantes. Están tratando de decir que su cuadrante es real y todos los demás no lo son.

Entonces en el cuadrante inferior derecho, que es un cuadrante muy importante, es el social, material, las interacciones exteriores del colectivo. Si nos fijamos en el trabajo que se ha hecho en él y se divide (cada cuadrante se puede subdividir en muchos sentidos) – pero si se divide este cuadrante en su base tecno-económica, o sea, cómo las personas se ganan la vida, es ampliamente aceptado que se ha evolucionado a través de las distintas formas de buscarse el alimento, como la horticultura, la agraria, la industrial, y la informática, con la marítima, y la ganadería como dos puntos de vista alternativos.

leccion-6-foto-2

En cada uno de esos modos de buscarse la vida, hay prácticas notablemente similares. Por ejemplo, muchas son las sociedades que le ponen un precio a la novia, que tienen juegos de azar, que tienen guerras, que tienen esclavitud, que tienen una polarización de los sexos, desde una relativa igualdad entre los sexos a una desigualdad violenta.

Y el factor más responsable de esas diferencias es el modo tecno-económico de la parte inferior derecha. Esto tiene un profundo impacto en la forma en que nos vemos y nos experimentamos a nosotros mismos. Es un impacto tan poderoso que teóricos como Karl Marx hacen allí un cuadrante absolutista, diciendo que el materialismo histórico es la única realidad que existe.

Entonces viene el posmodernismo y toma el cuadrante cultural (la parte inferior izquierda), y lo convierten en el único cuadrante real que existe.

“¿El ‘yo’ individual? ¡Irreal! –dicen ellos-. No existe. Está sumergido en la red de relaciones sociales.”

Ahora, si nos fijamos en todo conocimiento, incluyendo la ciencia y el arte, y la historia, todos los conocimientos están reducidos a las construcciones sociales culturales. Según esto no hay verdad última; son sólo modas y bajan y suben de la misma manera que los dobladillos en un vestido de mujer. Para ellos no hay más realidad que la que está de moda. La ciencia no tiene más realidad que la poesía. Eso viene de mirar sólo el cuadrante inferior izquierdo.

La pregunta en los círculos académicos es ¿cuál de los cuadrantes es real?

La respuesta de Ken Wilber y otros teóricos es: “todos ellos”.

Todos ellos tienen algo que decir. Cada fenómeno en el mundo puede ser visto a través de esos cuatro puntos de vista. Cada vez que lo haces, se ve algo diferente.

Lo más importante, es que todo eso está afectando profundamente tu vida, y la vida de todo el mundo. Cada cuadrante está afectando a tu vida con sus diferentes verdades, sus diferentes fuerzas, sus diferentes impactos.

Los cuadrantes rigen la forma de pensar y de actuar, de uno como individuo y del colectivo. Y la mayoría de la gente ni siquiera abe de ello. Y tienen un extraordinario poder de control sobre tu vida.

 

Leave a Reply

error: Content is protected !!