maydaochoa@gmail.com

Genios y la Genialidad

El secreto del genio es llevar el espíritu del niño hasta la vejez, lo que significa nunca perder el entusiasmo. Aldous Huxley
15 Sep 2016

Los estados de conciencia ¿por qué son relevantes?

/
Posted By

El estado de vigilia

El reino ordinario, o físico, es el fundamento del universo y del ser humano. Lo que esto significa es que todos los niveles superiores y los dominios de la realidad y la evolución descansan en el reino físico. Seguidamente, todo ello se apoya en la esfera psíquica, como su base fundamental. También es cierto que el reino físico es el menos consciente, el menos creativo y el menos vivo, pero también es el más fundamental. La conciencia de vigilia se conoce en todas las tradiciones como la conciencia densa.

Es decir, la mente está en el dominio técnico de lo sutil, pero gran parte de la mente misma se basa en que refleja los objetos físicos densos, ya que es consciente de ellos, con el deseo de poseerlos, la identificación con ellos, como los alimentos, el dinero, coches, yates, fama, casas.

¿Cómo entender la vigilia me ayuda a desbloquear mi potencial?

El estado denso o físico puede contener varios niveles de desarrollo o estructuras de conciencia, desde infrarrojo arcaico hasta turquesa integral. Es en este estado de vigilia que la mayoría de nuestra educación, cultura y negocios se construyen. Nuestra transformación de lo arcaico a lo mágico y mágico-mítico, ocurre en el reino denso, ordinario, exclusivamente. O sea, las personas en esos tres estados primarios duermen y sueñan (o sea, entran en otros estados de conciencia), pero no están conscientes de lo que está pasando.

Y no es hasta que se alcanza el nivel mítico, que la conciencia de una persona es lo suficientemente amplia y fuerte para cambiar su centro de gravedad, y alcanzar conscientemente los estados sutil y causal.

Sin embargo, una persona también puede permanecer en el reino denso todo el camino hasta turquesa integral. Ellos tienen una mente muy integral pero están confinados a los objetos y procesos materiales exteriores solamente, no tienen acceso a experiencias espirituales.

Así que nuestro estado denso, aunque es el estado más “bajo”, experimenta una enorme cantidad de crecimiento y transformación de conciencia y, por lo tanto, desarrolla también una variedad casi infinita de habilidades y aptitudes, y es fundamental en todos los sentidos.

¿Cómo puedo desarrollar mis potenciales en el estado de vigilia?

Hay dos posibilidades principales. La primera posibilidad es desarrollarte lo más posible dentro de los niveles de conciencia para ir alcanzando mayores, más altas y más profundas perspectivas. La otra posibilidad es cómo experimentar el potencial del estado mismo y cómo dejarlo ir, des-identificarte para dar lugar a la aparición del siguiente estado más alto, en este caso el sutil.

Al igual que con todas las líneas y niveles, cuando nos des-identificamos con los estados, ellos permanecen en existencia. Es nuestra conexión (nuestra identidad exclusiva con ellos) lo que dejamos ir.

Una identidad exclusiva con un nivel produce una visión específica.

Una identidad exclusiva con un estado produce un punto de vista.

Lo que estamos haciendo al des-identificarnos, es que estamos manteniendo los niveles y los estados, pero estamos dejando ir las opiniones y los puntos de vista.

Para aprender a dejar ir las visiones del mundo, las opiniones y los puntos de vista que ya no te sirven, puedes utilizar la meditación o los ejercicios de Atención llamados en inglés mindfulness. Mindfulness es la conciencia meditativa básica, en la que estás consciente del momento presente, el ahora, pero sin juzgarlo, sin condenarlo, y sin identificación.

Una versión aumentada y más apreciada del estado de atención es el estado de flujo, donde se disuelve la dicotomía sujeto-objeto, y el tiempo se suspende en un eterno ahora, o puro presente, y la conciencia se convierte en una con todo lo que está surgiendo en el momento. En su versión más alta, esto es en realidad una forma de conciencia no dual –el más alto estado de conciencia disponible. Pero en todos los estados, denso, sutil, causal hay versiones menores de estos estados.

Cada ves que estas haciendo algo, y te sumerges en lo que haces de tal manera que todo lo demás desaparece, estás de alguna manera entrando en el estado de flujo.

¿Hay una onda cerebral específica del estado de vigilia?

Sí. La vigilia se conoce como estado de onda cerebral beta, que es entre 13 a 30 hercios o ciclos por segundo. El estado de vigilia relajado se correlaciona con el estado de ondas alfa, entre 8 y 13 hertz.

Los investigadores primero pensaron que el estado de meditación se identifica más con los estados de ondas cerebrales alfa. Luego se pensó que se identifica más con el estado de ondas cerebrales theta, más profundas. O sea, entre 4 y 8 hertz, que es también el estado de sueño sutil. Ahora lo ven más identificados con los patrones de ondas cerebrales delta, aún más profundas: entre 0,1 a 4 hertz, (sueño profundo causal). La meditación puede producir todos ellos, pero el más profundo, el delta, parece ser más transformador y conducir mejor a la curación.

¿Cuánto tiempo pasamos en el estado de conciencia de vigilia?

Esto depende principalmente de tu centro de gravedad. Los datos son difíciles de conseguir en esto, pero Ken Wilber más o menos ha estimado que las personas que tienen su centro gravedad en el estado de vigilia, o denso, pasan alrededor de un 60 a un 70% de su tiempo en ese estado; los que tienen su centro en el estado sutil, pasan el 20% o menos en ese estado; el 10% en el estado causal; y el 1% a 2% en el estado no-dual.

 

asuenoEl estado de sueño, o reino sutil

El estado de sueño, que es el estado de conciencia y el cuerpo sutil, se produce cuando uno está soñando. Sin embargo, mucho cuidado porque con frecuencia se experimenta también lo sutil durante el estado de vigilia. La diferencia es que en un estado hay elementos presentes que no están en el otro.

Los objetos materiales del mundo físico, el cuerpo psíquico y la mayor parte de la naturaleza, son experimentados en el estado de vigilia densa, pero no en el estado de sueño. Mientras estas despierto, siempre hay un cuerpo, un edificio, o un auto, un árbol, o algo material. Pero no así en el estado de sueño (a no ser que se sueñe con algo de eso.)

En el estado de sueño uno no tiene un cuerpo físico o denso, hecho de materia concreta, sino que uno tiene un cuerpo sutil, hecho de imágenes, de energía sutil, de luminosidad, y de sentimientos.

Las cosas que pueden estar presentes tanto en la vigilia, como en el sueño se suelen asignar a lo sutil, como por ejemplo: las emociones, el sexo, el pensamiento, el pensamiento superior, visiones creativas y así sucesivamente.

Algunas cosas presentes sólo en sueños, por ejemplo, imágenes creativas como los unicornios, centauros, reinos Bardo, también están asignados sólo a lo sutil.

Todo lo que está entre el mundo denso-material-físico (el reino burdo) pero que no tiene forma –o tiene formas muy sutiles— como arquetipos, entran en el reino causal.

Hay algunas cosas que se manifiestan en el estado denso de vigilia, pero no son materiales en si, como por ejemplo, el ego, los deseos, los sentimientos, emociones, son llamadas a veces “reino denso reflejado”. No te preocupes de los nombres, ya sabes que en el mundo denso de la vigilia hay también ciertas cosas que son sutiles, como las mencionadas.

Esto deja manifestaciones como la luz, la luminosidad, las formas de la deidad, las altas visiones y la creatividad, la mente superior, y otros potenciales muy altos, en el reino sutil. Esto hace del reino sutil una fuente casi infinita y muy valiosa de potenciales humanos.

¿Cómo me ayuda entender el estado sutil?

El reino sutil es una fuente casi infinita de potencial, desde lo real hasta lo imaginal (no me refiero a imaginario. Ver la diferencia al final de este artículo*). Lo sutil es el hogar de potenciales muy altos, como Saguna Brahman. “Sa” significa “con” y “guna” significa “cualidades”. Y “Brahman” es “la realidad última”. Así Saguna Brahman es la realidad última (el espíritu), que comienza lo manifiesto (lo físico) y así puede disfrutar de cualidades de este reino, como la dicha, la conciencia infinita, el amor absoluto, la felicidad, la compasión, la alegría y así sucesivamente.

Esos son los potenciales que los seres humanos pueden experimentar en la conciencia mística directa. Estas experiencias son reales y existen. Ahora donde se localizan, en lo causal o lo sutil, es menos importante que saber que son reales y pueden ser experimentadas directamente por ti.

Las tradiciones de sabiduría aseguran unánimemente que la realidad última, (el espíritu), tiene dos dimensiones. Una de las dimensiones es por completo sin cualidades o características: Nirguna Brahman (NIR, que significa “sin” y GUNA, cualidades). Nirguna Brahman es espíritu sin cualidades, incalificable, el vacío tan puro que no puede caracterizarse con palabras, sólo se puede sentir.

La otra dimensión es el espíritu que comienza a manifestar un mundo y se manifiesta en ese mundo, por lo tanto, asume él mismo determinadas cualidades manifiestas. Saguna Brahman, como hemos señalado, son las cualidades asociadas con las realidades espirituales, tales como: el amor, la compasión, la felicidad, la alegría, la súper abundancia, bienestar y así sucesivamente.

 

la noche oscura¿Cuál es el estado causal, y por que es relevante?

Aclaremos que algunas tradiciones reconocen solamente 4 grandes estados de conciencia (no reconocen el estado de Testigo), y otras tradiciones reconocen 5 grandes estados de conciencia (como hemos estado haciendo nosotros). Así que hay dos definiciones básicas diferentes de la causalidad dependiendo de si reconocemos cuatro o cinco estados principales. Si consideramos cinco estados, el causal es el primer estado en el que se manifiestan las primeras formas (formas primarias), que comienzan a salir del vacío, o el espíritu sin atributos.

Como hemos visto, la e-volución va del átomo, subiendo a las moléculas, organismos, etc. hasta el espíritu. La in-volución, por su parte, es el recorrido del espíritu hacia abajo, hasta el reino físico.

Las primeras formas manifiestas, en el comienzo mismo de la involución, son llamados arquetipos, o vasanas, y todas las demás formas que experimentarás después dependen de ellas. Así que estas son las formas que tienes que tener antes de que puedas tener cualquier otra cosa como el espacio, el tiempo, el color, las formas geométricas y así sucesivamente.

Cuando lo causal es el hogar de las primeras formas arquetípicas, entonces el siguiente estado más alto, el testigo vacío, se convierte en el estado sin forma. Es el hogar de la conciencia también pura, la conciencia sin forma, la conciencia o el testigo que puede reflejar todas las formas porque es en sí mismo sin forma. El estado más elevado, no-dual, es la unión de este testigo sin forma –el vacío con todas las formas – denso, sutil, causal, el testigo y no dual.

Sin sueños significa sin forma, y como todo el mundo experimenta cada noche este estado causal como un estado de sueño sin forma, a veces, la causalidad se combina simplemente con el testigo vacío. Todo lo demás en el vacío o el testigo vacío es lo mismo, sin forma, incalificable, sin límites, ni fronteras, radicalmente infinito, sin espacio y sin tiempo, la casa del yo-verdadero, la cara original, la pura Yo-soy-dad.

¡Atención! Ahora se tienen pruebas de electroencefalogramas (EEG) en que los individuos permanecen sutilmente conscientes y despiertos a través de este estado de sueño profundo sin sueños. La gran mayoría de personas que reportan que pueden hacer esto son meditadores de larga experiencia. Ellos tienen el mismo patrón de EEG durante el sueño sin sueños.

En los EEG aparece la onda Delta común a todos los estados sin sueños, pero con un pequeño “bache” en onda alfa, pequeño pero muy notable, (alfa siendo el estado de alerta relajada o conciencia despierta) entra subrepticiamente en el estado de sueño profundo sin sueño. La implicación es que hay un pequeño, pero muy notable despertar de la conciencia en ese estado profundo sin sueños, lo que confirma exactamente cómo las tradiciones de sabiduría han definido la iluminación: una continuidad ininterrumpida de la conciencia a través de todos los estados, vigilia, sueño, y sueño profundo sin sueño (o denso, sutil y causal).

¿Qué onda cerebral se asocia al estado de testigo último?

El testigo último se asocia a la onda cerebral Delta, que oscila entre 0,1 a 4 hercios (ciclos por segundo). Pero es importante saber que este estado no es sólo un estado del cerebro material. Es también un estado de conciencia y no puede reducirse a las realidades materiales. El cerebro es sólo una experiencia de la conciencia, la conciencia es primaria, el cerebro secundario.

¿Hay estados más allá de la causalidad?

Sí. Los estados denso, sutil y causal son todos reinos de lo manifiesto. Todos ellos tienen objetos, formas, y procesos. Pero aunque el testigo vacío es conciencia pura sin formas, sin ningún tipo de manifestaciones, es quien es consciente de todos aquellos objetos, formas y procesos que aparecen en los estados denso, sutil y causal. El testigo, precisamente porque carece de forma en sí, puede estar al tanto de todas las formas y objetos, ya sean densos sutiles, o causales.

Antes dijimos que el Testigo no es una cosa, evento o proceso, sino la apertura, o claro, en el que las cosas y los acontecimientos y los procesos aparecen y surgen. Eso significa que hay un dualismo sutil en el testigo: el observador sin forma, y los objetos observados. A pesar de que este verdadero yo, o testigo sin forma, es la más alta presencia de la subjetividad, todavía es sólo la mitad de cosmos total.

Tan importante como el verdadero ser o testigo sin forma es, un estado aún más alto, el estado último, es la unión de este ser infinito vacío con todo el universo finito manifiesto. O simplemente la unión de la vacuidad y la forma. Esa unión de la vacuidad y la forma es el estado más alto, el verdadero yo, o samsara, o nirvana: es el estado no dual.

El estado de unidad no dual

no-dual

Este es el quinto estado de la conciencia y es la realidad última. La unión del vacío con toda la forma, tanto densa, como sutil y causal. Allí todos los objetos se tornan cada vez más, y más, y más sutiles. Así que no-dualidad es el estado donde se une todo: el vacío del testigo, todos los objetos, todas las formas densas, sutil y causal. Lo que resulta en la conciencia de unidad última, la nada, la plenitud vacía.

Una aclaración técnica: dado que el vacío es técnicamente sin ningún tipo de cualidades o características en absoluto, está más allá de todos los conceptos, incluido lo que yo pueda tratar de explicar. Técnicamente no puede ser llamado la unidad, de tal modo que se le suele llamar no-dos.

Todos esos conceptos filosóficos importan menos que la idea de que uno puede reconocer directamente el espíritu, la realidad tal cual es. A mi me gusta más decir que es la unidad con todas las cosas, sagradas y profanas, manifiestas y no manifiestas, formadas y sin forma, temporales y atemporales: la identidad suprema. Yo soy eso. Somos eso, la unidad con todo, que se torna nada.

¿Cómo llego al estado no dual?

A veces tenemos experiencias temporales de ese estado no dual. Por ejemplo, cuando entramos en estado profundo de flujo, donde la concentración del esfuerzo llega a ser tan intenso que uno se convierte en uno con aquello que estamos haciendo (sujeto y objeto se convierten en uno), el tiempo desaparece y sólo queda un eterno momento del ahora. Ese es un ejemplo simple del estado no dual.

Para hacer realidad ese estado más ampliamente o incluso de forma permanente tienes que cambiar tu identidad del estado dualista (donde un yo mira el mundo de

objetos) a un estado no dual (donde el yo y el mundo de los objetos se experimentan como una unidad).

¿Cómo es todo este complicado conocimiento relevante?

Todos estos estados tienen sus propias potencialidades extraordinarias, además de ser las etapas sucesivas que nos llevan a la iluminación última, o la identidad suprema. Por lo tanto una experiencia cumbre en el estado físico denso, por ejemplo, de ser uno con todos los fenómenos del reino ordinario, da lugar a la experiencia maravillosa de misticismo de la naturaleza, del estado uno con Gaia, uno con todo el universo manifiesto, uno con el mundo natural total. Muchos individuos que trotan, o practican deportes, o participan en actividades físicas intensas tendrán este tipo de experiencia de unidad con la naturaleza. También hay ejercicios de respiración que puede llevarnos a ese estado, también la meditación.

Ese estado es también la base del muy buscado estado de “flujo”, donde sujeto y objeto se disuelven en uno, el tiempo desaparece en el ahora atemporal, y la persona se vuelve uno con lo que está haciendo.

El reino sutil en sus partes más altas contiene sobre todo experiencias de luminosidad radiante, con formas de luz, que a menudo se experimentan como una deidad, o presencia divina. Una experiencia cumbre aquí puede resultar en sentimientos de unidad, o incluso la identidad con la tierra divina del ser mismo, una forma de misticismo de deidad.

Por supuesto, esto se interpreta de acuerdo con el nivel de desarrollo de la persona que lo experimenta. Alguien en el nivel mítico, por ejemplo, es probable que experimente este misticismo de la deidad en una forma antropomórfica mítica – un “Dios”, o caballero de pelo blanco en un trono, en el cielo, o tal vez el propio Jesucristo. Alguien en un nivel racional, con el punto de vista mundicéntrico, lo interpretará –no como el literal y el único hijo de Dios—, sino como un maestro del mundo, de amor y caridad, que todavía tiene mucho que decirnos. Alguien en una etapa integral podría ver esta luminosidad radiante como amor, como parte de sus propios potenciales más altos, a disposición de todos los seres humanos. Una vez más, los estados son interpretadas según los niveles.

 

* Cosas imaginales, son ideas útiles que se crean para comprender el mundo y otras personas. Símiles y las metáforas son dispositivos imaginales que pueden ayudar a comparar algo.

Por el contrario, cosas imaginarias son cosas irreales que podríamos desear o temer. Nuestro cerebro también crea imágenes imaginarias, ilusorias, a veces a través de las percepciones sensoriales inusuales (ilusiones ópticas, ilusiones y espejismos.

 

Leave a Reply

error: Content is protected !!