maydaochoa@gmail.com

Genios y la Genialidad

El secreto del genio es llevar el espíritu del niño hasta la vejez, lo que significa nunca perder el entusiasmo. Aldous Huxley
15 Ago 2016

Múltiples Perspectivas – Los Ciegos y el Elefante

/
Posted By

elefanteLos Ciegos y el Elefante es una famosa fábula hindú que cuenta la historia de seis viajeros ciegos que descubren diferentes partes de un elefante en la trayectoria de sus vidas. Alternativamente, cada ciego crea su propia versión de la realidad a partir de esa experiencia y perspectiva limitada. En los departamentos de filosofía por todo el mundo, los Ciegos y el Elefante se han convertido en el ejemplo perfecto a favor del relativismo moral y la intolerancia religiosa.

Los Ciegos y el Elefante – Un Poema por John Godfrey Saxe

He aquí la versión de John Godfrey Saxe (1816-1887) de Los Ciegos y el Elefante:

Seis eran los hombres de Indostán,

tan dispuestos a aprender,

que al Elefante fueron a ver

(Aunque todos eran ciegos),

Pensando que mediante la observación

su mente podrían satisfacer.

El primero se acercó al elefante,

Y cayéndose

sobre su ancho y robusto costado,

en seguida comenzó a gritar:

“¡Santo Dios! ¡El elefante

es muy parecido a una pared!”

El segundo, palpando el colmillo,

exclamó: -“¡Caramba! ¿Qué es esto

tan redondo, liso y afilado?

Para mí está muy claro,

¡esta maravilla de elefante

es muy parecido a una lanza!”

El tercero se acercó al animal,

y tomando entre sus manos

la retorcida trompa,

valientemente exclamó:

“Ya veo,” dijo él, “¡el elefante

es muy parecido a una serpiente!”

El cuarto extendió ansiosamente la mano

y lo palpó alrededor de la rodilla:

“Evidentemente, a lo que más se parece esta bestia

está muy claro,” dijo él,

“‘Es lo suficientemente claro que el elefante

¡es muy parecido a un árbol!”

El quinto, quien por casualidad tocó la oreja,

Dijo: “Incluso el hombre más ciego

es capaz de decir a lo que más se parece esto;

Niegue la realidad el que pueda,

Esta maravilla de elefante

¡es muy parecido a un abanico!”

El sexto tan pronto comenzó

a tantear al animal,

agarró la oscilante cola

que frente a él se encontraba,

“Ya veo,” dijo él, “¡el elefante

es muy parecido a una cuerda!”

Y así estos hombres de Indostán

discutieron largo y tendido,

cada uno aferrados a su propia opinión

por demás firme e inflexible,

aunque cada uno en parte tenía razón,

¡y al mismo tiempo todos estaban equivocados!

 

MORALEJA

Así también, a menudo en las guerras teológicas los contendientes, pienso yo, discuten en la total ignorancia de lo que el otro quiere decir; y parlotean acerca de un elefante ¡que ninguno de ellos ha visto!

Los Ciegos y el Elefante – Parábola Filosófica

Los Ciegos y el Elefante es utilizada hoy como advertencia para las personas que promueven la verdad absoluta o afirmaciones religiosas exclusivas. La sencilla razón es que nuestras percepciones sensoriales y experiencias de la vida pueden conducir a un acceso limitado y a malas interpretaciones extralimitadas. ¿Cómo puede una persona, con un limitado conocimiento de la verdad, tornarla en la única versión de toda la realidad?

Los Ciegos y el Elefante – Verdad Teológica

En lo que se refiere a la moraleja de los Ciegos y el Elefante, parece que los filósofos de hoy acaban su agenda demasiado pronto. La imagen de los ciegos y del elefante ¿no apunta también hacia algo más grande? — ¿El elefante? Ciertamente, cada ciego tiene una perspectiva limitada de la verdad objetiva, pero eso no significa que la verdad objetiva no esté allí. De hecho, la verdad no es en lo absoluto relativa… Está allí para ser descubierta en toda su totalidad. En teología, simplemente porque tenemos acceso limitado a la Verdad, no significa que cualquier versión, o todas las versiones de la Verdad sean igualmente válidas. En realidad, si sabemos que el Elefante Entero está allí ¿no debería eso impulsarnos a abrir más los ojos y a buscar cada oportunidad de experimentar más de Él?

Leave a Reply

error: Content is protected !!