maydaochoa@gmail.com

Genios y la Genialidad

El secreto del genio es llevar el espíritu del niño hasta la vejez, lo que significa nunca perder el entusiasmo. Aldous Huxley
31 Mar 2017

Que nadie llegue a morir sin leer esto

/
Posted By

La teoría cuántica demuestra que la conciencia se traslada a otro universo después de la muerte

Un libro titulado “Biocentrismo: cómo la vida y la conciencia son las claves para comprender la naturaleza del universo” ha provocado un revuelo en la Internet, no sólo porque contiene la noción de que la vida no termina cuando el cuerpo muere, sino porque el autor es un científico de renombre: Dr. Robert Lanza, quien fue votado como el tercer científico más importante de nuestros tiempos.

  1. MÁS ALLÁ DEL TIEMPO Y DEL ESPACIO

Lanza es un experto en medicina regenerativa y director científico de Advanced Cell Technology Company. Antes de ser conocido por su extensa investigación sobre las células madre, fue famoso por varios experimentos exitosos en la clonación de especies animales en peligro de extinción.

Pero no hace mucho, el científico se involucró con la física, la mecánica cuántica y la astrofísica. Esta mezcla explosiva ha dado origen a la nueva teoría del biocentrismo, que el profesor ha estado predicando desde entonces.

El biocentrismo asegura que la conciencia es la que crea el universo material, no al revés.

Lanza explica que la estructura del universo, y sus leyes, parecen haber sido creadas pensando en producir “vida”. Ello implica “un pensamiento”, una inteligencia detrás de la creación.

El Dr. Lanza también afirma que el espacio y el tiempo no son más que herramientas de nuestro cerebro para poder “movernos” por la vida. El científico dice poéticamente que llevamos espacio y tiempo con nosotros “como las tortugas llevan sus carapachos”. Lo que significa que cuando el carapacho se desprende (o sea, lo físico llega a la muerte), la consciencia todavía continúa existiendo.

La teoría implica que la conciencia simplemente no muere, que las personas sólo se identifican con su cuerpo, y creen que porque el cuerpo va a perecer, tarde o temprano, su conciencia también desaparecerá.

Si el cuerpo generara conciencia, entonces la conciencia moriría cuando el cuerpo muriera. Pero si el cuerpo recibe la conciencia de la misma manera que una caja de cable recibe las señales del satélite, entonces por supuesto la conciencia no termina en la muerte del vehículo físico, o sea el cuerpo.

De hecho, la conciencia existe fuera de las limitaciones del tiempo y del espacio. Puede estar en cualquier parte: en el cuerpo humano y fuera de él. En otras palabras, es “no-local” en el mismo sentido en que los objetos cuánticos no son locales.

Lanza también cree que múltiples universos pueden existir simultáneamente. En un universo, su cuerpo puede estar muerto. Y en otro continúa existiendo, absorbiendo la conciencia que emigró a este universo. Esto significa que una persona muerta mientras viaja por el mismo túnel, termina no en el infierno o en el cielo, pero en un mundo similar que él o ella habitó una vez, pero esta vez vivo. Y así sucesivamente, infinitamente. Es casi como un efecto de la muñeca rusa cósmica rusa.

  1. MUNDOS MÚLTIPLES

Esta polémica teoría de Lanza, tiene, por supuesto, muchos partidarios, y no sólo nosotros, los simples mortales que quisiéramos vivir para siempre, sino también algunos importantes científicos muy bien conocidos. Físicos y astrofísicos que postulan la existencia de mundos paralelos y múltiples universos, o sea, el Multiverso.

Estos científicos aseguran que no existen leyes físicas que prohiban la existencia de mundos paralelos. [mucho más sobre esto es mi libro: Fuerzas Invisibles. Las Influencias Ocultas que Controlan tu Existencia.]

El escritor de ciencia ficción H.G. Wells, tan temprano como en 1895, proclamó en “La Puerta en el Muro” la idea del multiverso. Y 62 años después, esta idea fue desarrollada por el Dr. Hugh Everett en su tesis de postgrado en la Universidad de Princeton. Básicamente Everett postula que en cualquier momento dado el universo se divide en innumerables ejemplos similares. Y al instante siguiente, estos universos “recién nacidos” se dividen de una manera similar. En algunos de estos mundos puedes estar presente: leyendo este artículo, en otro universo puedes estar muerta/o, y en otro, ser una artista famosa, mientras en otro ser un vagabundo. Y así hasta la eternidad.

El factor desencadenante de estos mundos múltiples son nuestras decisiones, explicó Everett. Si hacemos algunas elecciones, al instante un universo se divide en dos con diferentes versiones de resultados.

En la década de 1980, Andrei Linde, científico y profesor en la Universidad de Stanford, explicó que el espacio consiste en muchas esferas, que dan lugar a esferas similares, y éstas, a su vez, producen esferas en números aún mayores, y así sucesivamente hasta el infinito. En el universo, no son conscientes de la existencia del otro. Pero representan partes del mismo universo físico.

PRUEBAS CIENTÍFICAS

El hecho de que nuestro universo no es el único, es apoyado por datos recibidos del telescopio espacial de Planck*. Usando los datos, los científicos han creado el mapa más preciso del Universo, y también encontraron que el universo tiene un montón de huecos oscuros representados por algunos agujeros y lagunas extensas.

La física teórica Laura Mersini-Houghton, de la Universidad de Carolina del Norte, con sus colegas argumentan que las anomalías del fondo de microondas existen debido al hecho de que nuestro universo está influenciado por otros universos que existen cerca. Y los agujeros y las lagunas son un resultado directo de los ataques físicos contra nosotros por los universos vecinos.

¿DONDE SE QUEDA EL ALMA?

Según estos científicos, hay abundancia de lugares u otros universos donde nuestra alma podría emigrar hasta el infinito. Pero ¿existe el alma? ¿Existe alguna teoría científica de la conciencia que pueda acomodar tal afirmación? Según el Dr. Stuart Hameroff, una experiencia cercana a la muerte ocurre cuando la información cuántica que habita el sistema nervioso deja el cuerpo y se disipa en el universo. Contrariamente a la concepción materialistas de la conciencia, el Dr. Hameroff ofrece una explicación alternativa de la conciencia que tal vez puede apelar tanto a la mente científica racional como a las intuiciones personales.

La conciencia reside, según Stuart y el físico británico Sir Roger Penrose, en los microtúbulos de las células cerebrales, que son los sitios primarios del procesamiento cuántico. Al morir, esta información es liberada del cuerpo, lo que significa que su conciencia va con ella. Han argumentado que nuestra experiencia de la conciencia es el resultado de los efectos de la gravedad cuántica en estos microtúbulos, una teoría que denominaron reducción orquestada objetiva (Orch-OR).

Ellos dicen que la conciencia, o al menos la proto-consciencia [la consciencia de las cosas] es una propiedad fundamental del universo, presente incluso en el primer momento del universo durante el Big Bang.

Según esto nuestras almas, están construidas a partir del mismo tejido del universo y pueden haber existido desde el principio de los tiempos. Nuestros cerebros son sólo receptores y amplificadores para la proto-conciencia que es intrínseca a la estructura del espacio-tiempo. [En el curso Despierta tu Genialidad se explica como, con un grito sublime, el espíritu saca de su pecho una copia de ti, y ello comienza tu viaje hasta hoy… y tu regreso a Él]

Entonces, ¿existe realmente una parte de tu conciencia que no es material y que vivirá después de la muerte de su cuerpo físico?

El Dr. Hameroff dijo a un canal de TV: “Digamos que el corazón deja de latir, la sangre deja de fluir y los micro-túbulos pierden su estado cuántico. La información cuántica dentro de los micro-túbulos no puede ser destruida, sólo se distribuye y se disipa en el universo”.

Robert Lanza añade aquí que no sólo existe en el universo, sino que podría emigrar quizás a otros universos. Si el paciente es resucitado, revivido, esta información cuántica puede volver a los micro-túbulos y el paciente dice que “tuve una experiencia cercana a la muerte”

Y agrega: “Si no lo reviven y el paciente muere, es posible que esta información cuántica pueda existir fuera del cuerpo, tal vez indefinidamente, como alma”.

Este relato de la conciencia cuántica explica cosas como las experiencias cercanas a la muerte, la proyección astral, las experiencias fuera del cuerpo, e incluso la reencarnación, sin necesidad de apelar a la ideología religiosa. La energía de su conciencia se vuelve a reciclar en un cuerpo diferente en algún momento, y en el medio tiempo existe fuera del cuerpo físico en algún otro nivel de la realidad, y posiblemente en otro universo.

*El 14 de mayo del 2009, la Agencia Espacial Europea inició uno de los mayores proyectos para estudiar la evolución de la materia cósmica: lanzó el telescopio Planck, llamado así en honor a Max Planck, quien junto con Albert Einstein, es considerado el padre de la mecánica cuántica.

Traducido y adaptado al español por www.maydaochoa.com

Para leer el artículo original, en ingles, visita: http://www.homeplanetearth.org/quantum-theory-proves-consciousness-moves-another-universe-death/

 

Leave a Reply

error: Content is protected !!