maydaochoa@gmail.com

Genios y la Genialidad

El secreto del genio es llevar el espíritu del niño hasta la vejez, lo que significa nunca perder el entusiasmo. Aldous Huxley
15 Nov 2016

Todos tenemos sombras. La Adicción

/
Posted By

Todo el mundo lleva una sombra, y cuanto menos se reconoce en la vida consciente del individuo, más negra y densa es. Si un complejo de inferioridad es consciente, siempre se tiene la oportunidad de corregirlo. Además, está constantemente en contacto con otros intereses, de modo que está continuamente sometido a modificaciones. Pero si es reprimido y aislado de la conciencia, nunca se corrige.

Carl Jung

Todo el mundo tiene un cierto grado de sombra, es prácticamente imposible de evitar, porque todos nacemos en una sociedad que no es perfecta, y nos crían y educan seres humanos que no son perfectos, como tampoco lo somos nosotros.

Las sombras producen dos variantes principales: las adicciones y las alergias. Y cada una de ellas se ven un poco diferente en cada nivel. O sea, las mismas adicciones y alergias en el nivel rojo, se ven diferentes si se tienen en el nivel de desarrollo ámbar. También se ven diferentes si la misma adicción o alergia se tuviera mientras estamos en el nivel naranja, verde, y así sucesivamente.

Las adicciones y el “miembro fantasma”

Cuando oímos la palabra adicción, muchos de nosotros podríamos pensar en las personas que se hacen adictos a una droga. Pero, en realidad, la mayoría de la gente probablemente tienen adicciones, y hay una gran cantidad de adicciones, no solo las muy comunes como el alcohol y otras sustancias, la pornografía, las adicciones sexuales. Hay otros muchos tipos de adicciones. ¿Qué hay detrás de ellas? ¿Y cómo las reconocemos y como descubrimos sus causas? Y sobre todo ¿cómo nos curamos de ellas?

Aunque nosotros cortemos el material de la sombra, aunque lo neguemos, sigue estando ahí, dentro de nosotros, negado, cortado, proyectado… pero sigue dentro, robándonos las energías vitales. El punto es que todavía es parte de nuestra propia personalidad. Es como el llamado “miembro fantasma.” Cuando se amputa un brazo o una pierna a una persona, esta lo sigue sintiendo, le sigue picando, molestando y doliendo.

Así pasa con la sombra: la persona sigue manteniendo una conexión extraordinaria con la misma, por la sencilla razón de que “es suya”. Así lo sienten, se pueden separar, se le puede negar, se la pueden enganchar a otra persona. Pero hay ese vínculo secreto y poderoso que nos empuja a ella.

¿Qué hacer frente a las adicciones reales, como por ejemplo, el café que me hace daño, el cigarrillo, o cualquier otra cosa?

La sustancia adictiva, cualquiera que esta sea, ya sea que la tomes, la toques, te la inyectes, o la huelas, está causando la liberación en el cerebro de un determinado tipo de neurotransmisores, que proporcionan un tipo particular de sensación “maravillosa”, o que la persona piensa que es maravillosa, a veces ni siquiera lo es.

Lo mismo sucede cuando se proyectan cualidades de sí mismo en otra persona. Cuanto más se acerque a esas cualidades, más su cerebro produce exactamente el mismo tipo de productos químicos y neurotransmisores. Esto es lo que excita. Y lo repiten para volver a sentir esa sensación excitante. Por un lado está tratando de hacer que se vaya, pero lo que realmente está haciendo es tratando de acercarse a ella. Así que cuanto más se acerque, es como 2 cuerpos positivo y negativo, o polo norte y polo sur, es magnético, que se atraen y se unen en una fuerza extraordinariamente poderosa.

Cuando eso sucede, se liberan sustancias químicas en el cerebro que sentimos como “deliciosas”, una sensación que nos gusta. Esa es la parte de la adicción, es una “buena sensación” de gran alcance, y eso es lo que mantiene al adicto atraído a ella inconscientemente. Conscientemente, dices: “¡Oh, lo odio, lo odio!” Pero estás disfrutando en ti mismo un cierto tipo de reacción química.

Las Adicciones de Sustancias

Una adicción relacionada con sustancias no es sólo una proyección de sombra. Hay factores de los cuatro cuadrantes y a menudo diferentes estados, profundamente involucrados en toda la historia del adicto.

El factor causal iniciador podría ser la proyección de sombras, sin dudas. La persona podría comenzar por negar algún aspecto importante de sí mismo, reprimiendo y proyectando y luego sentir una gran cantidad de ansiedad o depresión como resultado. Ahí es cuando viene el peligro de probar una droga. ¡Prueban una droga o dos y voila! Se sienten mejor. Se sienten mejor porque la droga tiene un efecto directo sobre su cuadrante superior derecho, en su cerebro, y sus actividades. El fármaco libera grandes cantidades de dopamina o serotonina o acetilcolina. La persona obtiene una “nota” , un bienestar inducido por la droga, que sucede en el cuadrante superior izquierdo que es generalmente la activación de un estado más alto de la conciencia. Algún estado sutil superior o estado de flujo se activa en el cuadrante superior izquierdo; la persona flota felizmente, siempre y cuando el medicamento está actuando.

Esta “nota” o “high” bloquea temporalmente la ansiedad o la depresión cambiando directamente el estado del cerebro que, a su vez, cambia el estado de la conciencia. Tan pronto como la droga desaparece en la parte superior derecha, la ansiedad o la depresión regresa en la parte superior izquierda, a veces incluso peor. Comienza el ciclo de la adicción, cuando la persona necesita enseguida volver a sentirse mejor.

A medida que este ciclo continúa, hacia adelante y hacia atrás, entre los cuadrantes superior derecho y superior izquierdo, los otros cuadrantes comienzan a involucrarse. Las relaciones interpersonales de la persona en la parte inferior izquierda con su familia, su pareja romántica, sus padres o hijos, y sus amigos, comienzan a deteriorarse, porque el adicto se mueve en un comportamiento cada vez más destructivo, a medida que progresa la adicción.

Esta interrupción en la relación interpersonal se suma a la ansiedad o la depresión que siente el adicto y esto los conduce aún más al uso y abuso de drogas. En algún momento, comienzan a quedarse sin recursos. A menudo se involucran en actividades criminales con el fin de poder comprar más fármacos. Y así se involucra el cuadrante inferior derecho, el sistema legal penal. El adicto está ahora violando los cuatro cuadrantes. Entran en una espiral que inevitablemente termina en una de dos cosas: la muerte o llegar al fondo del pozo, despertar, y empezar la rehabilitación.

Los tipos de rehabilitación disponibles no son muy eficaces. Los alcohólicos anónimos o las asociaciones de narcóticos más ampliamente utilizados tienen en el mejor de los casos una tasa de curación permanente del 20%.

Sin embargo, hay varios programas de recuperación, basados en el modelo integral, que están disponibles en cualquier lugar desde Sudáfrica a América. Por ejemplo, se puede obtener el libro de recuperación integral de John Dupuy, y ver cómo todas las cinco dimensiones del modelo integral de todos los cuadrantes, todos los niveles, todas las líneas, todos los estados y todos los tipos, se ponen en juego y se abordan completamente presentando por primera vez una rehabilitación que realmente cubre todas las bases que realmente están causando la adicción.

La mayoría de los otros programas se ocupan sólo de un cuadrante o un nivel o una línea o un estado o un tipo; y están fallando miserablemente al no abordar el panorama completo y las causas completas de la adicción en general. Los enfoques integrales están teniendo un éxito increíble. Sólo podemos suponer que se volverán más y más difundidos en el futuro. Es realmente muy emocionante. Eso es un poco más de una visión general.

Estas sombras son muy fuertes y pueden hacer sufrir mucho a quien las tiene. Pero cuando la persona logra re-integrarlas a su personalidad, son una parte muy importante de su psique. De hecho, cuando se aceptan y se reintegran de una manera saludable, tienen una enorme energía positiva y una enorme fuerza, y mucho que ofrecer.

Leave a Reply

error: Content is protected !!